Educación retrasa las vacaciones de Semana Santa 2018 hasta el Jueves Santo

Procesión infantil del pasado año. TRIBUNA

El período no lectivo pasa del 23 de marzo al 1 de abril a celebrarse entre el 28 de marzo y el 6 de abril: una semana entera fuera de los ciclos de procesiones.

El borrador definitivo del calendario escolar 2017/2018 llega con una novedad fundamental con respecto a los primeros documentos de trabajo. Se trata de las fechas de la Semana Santa, que se han retrasado unos días y que apenas van a coincidir con los días centrales de las procesiones en Castilla y León, lo que sin duda generará polémica y puede que algún cambio de calendario en localidades como Zamora.

 

Según el último documento presentado, las vacaciones del período de Semana Santa serán del 28 de marzo al día 6 de abril (viernes); en el primer borrador eran del 23 de marzo al día 1 de abril, así que se han desplazado hacia adelante. El motivo de la petición, unánime entre los sindicatos, era ganar una semana de clase para que la evaluación correspondiente no quedara demasiado corta. Pero lo más importante es que se  han alejado de las fechas centrales de la Semana Santa.

 

Según el calendario, el Jueves Santo de 2018 será el día 29 de marzo, con lo que los escolares de Castilla y León cogerán vacaciones un día antes... y cuando en muchas ciudades como Salamanca, Zamora o Valladolid hace días que hay procesiones importantes. El período no lectivo se prolongará con este nuevo calendario una semana por detrás de la Semana Santa en vez de producirse desde el fin de semana anterior, cuando empiezan los desfiles procesionales en muchas ciudades.

 

Las localidades están facultadas para solicitar cambios en el calendario siempre de conformidad con la dirección provincial  correspondiente y si lo solicitan todos los centros escolares, algo que en ciudades como Zamora o Salamanca, por la tradición de las procesiones, es factible.