Educación autoriza la jornada continua a siete centros de la Comunidad, cuatro de ellos públicos
Cyl dots mini

Educación autoriza la jornada continua a siete centros de la Comunidad, cuatro de ellos públicos

Aula de un colegio

Los CEIP Venerables de Burgos y Virgen de Olmacedo de Ólvega (Soria) y el CRA Montearlanza de Tordómar (Burgos) ya solicitaron el curso pasado el horario de mañana como medida excepcional contra el coronavirus. Los otros tres son el centro concertado Diocesano San Ignacio de Ponferrada (León) y el Calasanz de Salamanca, junto al centro de educación especial San Nicolás de Bari, en León.

La Consejería de Educación ha autorizado la jornada continua para siete centros de Castilla y León, de los que cuatro son colegios públicos como el CEIP Venerables, de Burgos, y el CEIP Virgen de Olmacedo de Ólvega, en la provincia de Soria, además de los centros rurales agrupados (CRA) Montearlanza de Tordómar (Burgos) y el Río Izana de Quintana Redonda (Soria). Además y según la información facilitada por la Junta a la Agencia Ical, se suman al cambio de horario de mañana los centros concertados Diocesano San Ignacio de Ponferrada (León) y el Calasanz de Salamanca, junto al centro de educación especial San Nicolás de Bari, en León.

 

El Venerables de Burgos fue uno de tres centros de la Comunidad que el curso anterior logró la autorización para concentrar las clases por las mañanas, como medida excepcional y preventiva contra el COVID-19. En concreto, solicitó la jornada continua por la imposibilidad de ofrecer el servicio de comedor a todas las familias que lo habían demandado, por la falta de espacio y la obligatoriedad de cumplir la distancia entre comensales. A la vista de la experiencia, tanto el centro como la mayoría de los padres han decidido prorrogar el horario de mañana (de 8,30 a 13,30 horas) y, ahora, la Junta ha aprobado el proyecto de modificación de jornada del colegio público.

 

El CRA Montearlanza de Tordómar (Burgos) y el CEIP Virgen de Olmacedo de Ólvega (Soria) fueron también dos centros que solicitaron en el curso pasado la implantación de la jornada continua con motivo de la situación sanitaria, marcado por la pandemia del COVID. Entonces, la Consejería de Educación rechazó esas peticiones al no considerar que no cumplían con las condiciones recogidas en la ley. Básicamente, presentar una solicitud respaldada por el propio centro y contar con el voto a favor de dos tercios de los padres. Ahora, estos dos centros podrán disfrutar del horario lectivo matutino, después de la autorización de la Junta.

 

En concreto, la Consejería denegó, en un primer momento, las peticiones de seis centros. Junto al de Tordómar y de Ólvega, estaban el Calasanz de Salamanca, el Venerables de Burgos y los CEIP Santa Cecilia, de Espinosa de los Monteros (Burgos) y el Héroes de la Independencia Torquemada, en Palencia capital, aunque finalmente –tras la presentación de nueva documentación- dio las autorizaciones a tres centros (Calasanz de Salamanca y los públicos Venerables de Burgos y Pedrosillo el Ralo). La justificación de los padres interesados en el cambio de la jornada lectiva era reducir el número de entradas y salidas de los alumnos por la situación de la pandemia. 

 

El asunto llegó, incluso, a un Pleno de las Cortes, después de que el Grupo Parlamentario Socialista preguntara a la consejera de Educación sobre la negativa de la Junta al cambio de jornada partida por continua, que había sido demandada por 4.000 personas en la Comunidad. Rocío Lucas aclaró que la unificación de la jornada lectiva por las mañanas era un procedimiento administrativo, por lo que la Junta estaba sujeta a la “legalidad”. Además, reclamó al PSOE alejarse de la “demagogia” al recordar que apneas el uno por ciento de las aulas se encontraba en cuarentena.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: