Ecologistas en Acción otorga los 'premios Atila' de Salamanca al PP y el PSOE en la Diputación

Estos galardones que señalan la peor conducta ambiental destacan la declaración de Salamanca "Libre de Lobos".

Con ocasión del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, Ecologistas en Acción de Salamanca hace pública la concesión del Premio Atila que distingue a quienes, a lo largo del último año, se han destacado por su contribución a la destrucción del medio ambiente en nuestra comunidad autónoma. El premio, que se otorgó por primera vez en 1992, tiene dos categorías: Atila y Caballo de Atila y son otorgados a nivel estatal, regional y local por los diferentes grupos que integran Ecologistas en Acción.

 

En los Premios Atila 2016, Ecologistas en Acción Salamanca ha decidido conceder:

 

Premio Atila 2016

 

"AL PP Y AL PSOE EN LA DIPUTACIÓN DE SALAMANCA POR SU DECLARACIÓN DE SALAMANCA ZONA LIBRE DE LOBOS". Algo que se aleja plenamente de sus competencias y que choca frontalmente con legislaciones europeas y regionales, además de haberse hecho únicamente por razones políticas de pérdidas de votos de colectivos ganaderos y cazadores y nunca por la defensa de los derechos de toda la ciudadanía rural.

 

 

Premio Caballo de Atila 2016

 

"A LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN POR LAS CACERIAS DE LOBOS TOTALMENTE INJUSTIFICADAS QUE HAN LLEVADO A CABO ESTOS ULTIMOS MESES". Habiéndose saltado a la torera legislación y normativa europea y también regional y habiéndolo hecho de espaldas a la ciudadanía, influenciados únicamente por presiones de sindicatos agrarios y ganaderos pero sin haber asumido la responsabilidad de estudiar la presencia de la especie, analizar su situación ecológica y biológica, de las manadas presentes, estables o no, etc. por tanto haber ejecutado dos lobos sin ninguna justificación ni razón objetiva o científica.

 

PREMIO ECOLOGISTA.

 

"JOSÉ RAMÓN BARRUECO, JESÚS CRUZ Y LA PLATAFORMA STOP URANIO". En el lado contrario se sitúan Jesús Cruz y Jose Ramón Barrueco, quienes ante la amenaza de Berkeley de arrasar con la tierra que les vio y les sigue viendo crecer, se han convertido en todo un ejemplo del empoderamiento ciudadano, que no dudaron en luchar por su propio futuro y dar voz a los vecinos en la defensa de la dehesa charra. Una valentía que a veces cuesta cara, ya que otros no dudan en usar todas las artes al alcance de sus intereses atacando a aquellos que se interpongan en su camino.

 

Así lo ha hecho Berkeley demandando a los dos vecinos con el aparente interés de perseguir a quienes vienen demostrando el atentado económico y ambiental que supondría la apertura de dicha mina. Es intolerable la querella presentada ya que amparándose en la fuerza del dinero se quiere impedir muchos derechos, entre ellos el de expresión a los vecinos afectados por la mina.

 

Por su merecido trabajo y por su lucha merecen más que nadie este reconocimiento que queremos hacer extensible a toda la plataforma Stop Uranio.