Duro castigo para La Antigua, que casi se despide de la categoría en Menorca
Cyl dots mini

Duro castigo para La Antigua, que casi se despide de la categoría en Menorca

Casey Jones, en el pabellón menorquín (Foto: Hestia Menorca)

El equipo salmantino encajó un 27-7 para acabar el partido con el que prácticamente se despide de la LEB Plata.

FICHA DEL PARTIDO
82 HESTIA MENORCA (22+18+15+27): Okeke 8, Matali 14, Hernández 0, Pack 10, Mendez 10 -cinco inicial- Jiménez 9, Hidalgo 0, Torres 2, Orfila 7, Poyatos 11, Miso 11.
57 LA ANTIGUA CB TORMES (15+16+17+9): Ramírez 6, Moreno 10, Canady 3, Jones 16, Osas 14 -cinco inicial- Round 6, Adams 0, Sikiras 0, De la Calle 0, Miska 2.
ÁRBITROS: Lázaro y Chiva. Eliminados: Osas.
INCIDENCIAS: Pabellón de Bintaufa (Mahón). 2.500 espectadores. 

 

Menorca pasó por encima de La Antigua – CB Tormes en 9 minutos finales que cerraron el partido y fueron para olvidar en los que los charros encajaron un 27-7 para pasar de un 55-50 al definitivo 82-57 (con un 19-0 para comenzar esta horrible racha final). En esos minutos, el equipo acabó desquiciado, con Osas Ehigiator expulsado del pabellón con una descalificante con 5 minutos por jugar.

 

Hasta esos 9 minutos finales, La Antigua volvió a dar la cara ante un auténtico transatlántico como es el Hestia Menorca, con siete jugadores por encima de los 10 de valoración, con Matalí, Poyatos y Miso como puntas de lanza.

 

Repitió cinco inicial Zubillaga por segunda semana consecutiva, partiendo de inicio con Canady y Osas en el interior, acompañados por los habituales Ramírez, Moreno y Jones por fuera.

 

Sostenían en ataque al equipo charro en este inicio de choque los puntos de Moreno y Ehigiator, logrando la primera –y única- ventaja charra en el partido con un 5-7 en el minuto 4 tras un mate de Osas.

 

Con 22-15 comenzaba el segundo parcial, en el que La Antigua probaba la defensa en zona para parar a su rival, pero la estrategia charra no funcionó y con 30-16, Zubillaga se vio obligado a pedir un tiempo muerto.

 

Reaccionaba Tormes tras este parón y con un mate de Osas, como un coloso en el aro de Menorca, se acercaba 31-23 cinco minutos antes del descanso, al que se llegó 40-31, con los salmantinos completamente aún en partido.

 

El tercer parcial fue el peor del partido en cuanto a pérdidas y errores por parte de ambos equipos, aunque Jacob Round y Osas Ehigiator lograban ajustar el luminoso del pabellón de Bintaufa por dos veces hasta que terminó 55-48 los 30 primeros minutos.

 

Lo mejor y lo peor de Osas Ehigiator

 

Al empezar el último y definitivo cuarto, de nuevo la figura de Osas ponía un esperanzador 55-50 en el marcador -con dos tiros libres anotados-, a falta de 9 minutos para el final.

 

Sin embargo, cuando más cerca estaban los rojinegros, llegó la cuarta falta al poste sevillano, que le desquició, y la puntilla menorquina, que con un 9-0 en dos minutos sentenció el partido (64-50) y sacó del encuentro a jugadores y cuerpo técnico hasta tal punto que el propio Ehigiator acabó descalificado tras protestar cuando se le señaló la quinta falta y tuvo que salir del pabellón entre abucheos del público por su actitud en la cancha.

 

Cuando Osas dejaba el parquet menorquín el marcador ya era de 74-50 y el Hestia Menorca cerraba el partido a placer con La Antigua completamente hundido (82-57) para despedirse prácticamente ya de la categoría.