Dos millones de estudiantes se quedan sin la mejora de las becas prometida para el próximo curso
Cyl dots mini

Dos millones de estudiantes se quedan sin la mejora de las becas prometida para el próximo curso

El Gobierno aplaza al curso 2019/2020 el cambio del sistema de becas que afecta a dos millones de estudiantes de todos los niveles. Se tendrán que conformar con el incremento del fijo ya aprobado.

El Gobierno en funciones del socialista Pedro Sánchez aplazará su promesa de eliminar "el sistema variable introducido por el gobierno del PP", en concreto por el exministro de Educación José Ignacio Wert, y mantendrá este sistema para las ayudas a los estudiantes en el próximo curso 2019-2020. Ante esta situación, la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE) ha reclamado al Gobierno que incremente la cuantía básica de las becas y ayudas al estudio para el próximo curso, así como otras mejoras que "no tienen un gran impacto económico".

 

El Gobierno confía en tener una propuesta para reformar el actual sistema de becas y ayudas al estudio este año, siempre que Pedro Sánchez vuelva a ser investido presidente. Si eso se produce, el Ministerio de Educación que dirige Isabel Celaá convocaría el próximo mes de julio al Observatorio de Becas con el objetivo de seguir avanzando en una nueva propuesta que sustituya al sistema actual implantado por el Partido Popular.

 

El aplazamiento del cambio en las becas figura en el borrador del decreto de becas, elaborado por el Ministerio de Educación y Formación Profesional y por el Ministerio de Universidades, Ciencia e Innovación, que mantiene el incremento de 100 euros en la cantidad fija que reciben los estudiantes con rentas más bajas implantado el año pasado.

 

Según se puede leer en el preámbulo del borrador, el Gobierno de Sánchez tiene "el firme propósito de revisar en profundidad el actual modelo de becas y ayudas al estudio, mejorando su financiación de manera que pueda incrementarse tanto el número de estudiantes becados como la cuantía de las becas", aunque tampoco ha podido implantar estas mejoras para el próximo curso al no haber logrado aprobar los Presupuestos Generales del Estado, algo que desembocó en la convocatoria electoral del 28 de abril.

 

A esta cita con las urnas, el PSOE se presentó prometiendo la eliminación de la parte variable de las becas, que se basa en el "rendimiento académico" del estudiante, para que estas se otorgaran bajo criterios socioeconómicos y con unas cantidades fijas. El sistema actual genera incertidumbre entre los estudiantes, ya que no conocen hasta bien entrado el curso qué dinero recibirán finalmente para costear sus estudios.

 

Además, el programa con el que Pedro Sánchez concurrió a las elecciones generales prometía establecer de "forma gradual" un "sistema que garantice la gratuidad de las primeras matrículas en los estudios de grado de las universidades públicas españolas, aunque los socialistas no marcaban un plazo para garantizar la gratuidad de las matrículas universitarias, una competencia que pertenece a las comunidades autónomas.

 

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Educación, en España hay más de dos millones de estudiantes becados por la administración. En concreto, durante el curso 2016-2017 fueron 2.255.496, lo que supuso un desembolso de 2.127,8 millones de euros.

 

La mayoría de los becarios en España, más de la mitad, pertenecen a las enseñanzas obligatorias, educación infantil y educación especial, un 54,2%, aunque solo acaparan el 26,1% del importe total de las ayudas.

 

Ocurre lo contrario con los becarios universitarios, que representan el 24,8%, pero a ellos se dirige el 46,5% de la financiación total de ayudas al estudio. Las enseñanzas postobligatorias no universitarias suponen el 21% de los becarios y el 27,4% del importe de becas.