Dos detenidos por ir aporreando puertas pidiendo dinero y saltándose el estado de alarma

Estaban juntos golpeando las puertas pidiendo dinero y se negaron reiteradamente a identificarse e irse del lugar, insultando a los agentes y oponiéndose a la detención.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 54 años y a una mujer de 50, ambos con antecedentes policiales por diferentes hechos delictivos, como presuntos autores de un delito de resistencia y desobediencia a agentes de la autoridad, tras ser requeridos telefónicamente por vecinos de un inmueble en el que se encontraban golpeando las puertas, pidiendo dinero, negándose reiteradamente a identificarse, insultando a los agentes y oponiéndose a la detención.

 

Los componentes de una dotación policial fueron comisionados por la Sala CIMACC 091 a la calle Pico Almanzor, tras recibir llamadas de vecinos de un inmueble en las que referían que un hombre y una mujer, que iban juntos, estaban llamado a los telefonillos del portal, tratando de acceder al interior con la excusa de pedir dinero, temiendo que su intención fuera cometer algún tipo de delito contra el patrimonio.

 

Los agentes, tras acceder al portal, escucharon y observaron como la pareja estaba golpeando una de las puertas de la planta primera repetidamente, motivo por el que les preguntaron el motivo de que se encontraran en el lugar, incumpliendo las medidas de limitación de libertad de movimientos que marca el Real Decreto de estado de alarma, respondiéndoles que “estaban  pidiendo para comer, que si iban a ser ellos los que les dieran y que iban donde querían, igual que los policías iban donde les daba la gana, por lo que no tenían derecho a decirles nada”, todo ello en tono despectivo y desafiante, encarándose con los agentes a escasos centímetros de sus caras y sin que llevaran puesta medida alguna de protección.

 

Los Agentes les requirieron reiteradamente para que abandonaran el lugar, negándose a ello y a identificarse, insultándoles y tratando de acometerles, por lo que finalmente fueron detenidos, a pesar de la oposición física a la actuación policial.