Dos curvas para la esperanza en el coronavirus: cada vez menos casos y más altas que ingresos
Cyl dots mini

Dos curvas para la esperanza en el coronavirus: cada vez menos casos y más altas que ingresos

El número global de casos engorda, pero en Salamanca hace diez días se crecía al 26% y con el dato de este viernes aumentaban los casos totales solo al 3%.

El número estimado de afectados por coronavirus en Castilla y León ha superado los 31.000 y se acerca a los 6.000 en Salamanca, pero desde hace diez días dibuja una curva descendente que se ha convertido en el primer síntoma positivo al que, con la máxima cautela, recurre la consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. Se trata de la cifra de los contagios estimados que incluye los confirmados por pruebas y aquellos que, estando en casa, refieren síntomas compatibles.

 

El sistema Medora contabiliza 31.924 casos entre sospechosos, posibles y confirmados, que incluyen tanto afectados leves, como moderados y graves; el 90% de los pacientes están controlados en sus casas por profesionales de Atención Primaria; el número de positivos confirmados suma 1.489 y su incremento también se modera. En Salamanca son 5.791 y en cuestión de días se ha pasado de 500 posibles infectados diarios nuevos a 200. Esto dibuja  "una ralentización" por lo que "podemos estar acercándonos poco a poco al pico de esta pandemia" según la consejera de Sanidad, Verónica Casado. 

 

La consejera ha explicado a este respecto que, para los datos del conjunto de Castilla y León, "da la impresión" de que "poco a poco" se va a llegar a los denominados "pico" y "meseta" de la pandemia si bien ha admitido que no es un dato que apunte a una seguridad absoluta por lo que ha vuelto a apelar a la prudencia y a mantener la cuarentena social.

 

 

En este sentido, el objetivo es llegar al día en que no entren nuevos casos en la lista, ya sean confirmados o estimados. Entonces se podrá presumir que se ha alcanzado el pico de contagiados, habrá que esperar a que la gráfica de positivos también se estabilice y la curva dibujará una meseta antes de empezar a bajar. El caso es que el número de nuevos casos ha pasado en diez días de 3.000 diarios a 1.200, con tasas de crecimiento que han pasado de la horquilla del 21-33% según provincias a solo el 3-8%. En Salamanca hace diez días se crecía al 26% y con el dato de este viernes aumentaban los casos totales solo al 3%.

 

La consejera ha vuelto a significar a este respecto la "ralentización" en la evolución de los datos que se registran en la contabilidad global que ha pasado de sumar 3.083 casos hace diez días a 2.500, 2.400, 2.200 y 1.600 y 1.450 casos diarios a lo largo de esta semana a 1.220 nuevos este viernes. Una reducción progresiva e ininterrumpida desde hace días.

 

Esa 'bolsa' es la que nutre de nuevos casos a los hospitales, personas que se infectaron y que, dependiendo de su evolución, se recuperan en su casa pasando síntomas, con tratamientos leves o terminan en los hospitales ingresados o, en última instancia, en las UCIs extendidas.

 

Ese es otro de los buenos indicios que recoge la sanidad pública. Hay 2.664 hospitalizados, 2.316 son pacientes en planta. Se mantiene la situación estable entre diagosticados y altas, "estamos dando más altas que ingresos", una buena noticia que hay que considerar con mucha prudencia. Las altas han sido 262 en el último conteo, con 2.021 en total, un aumento sustancial en los últimos días, y ya superan a los ingresos en centros hospitalarios:  hay un balance positivo de 64 personas entre las altas y los ingresos. En Salamanca son 29 altas en las últimas 24 horas y 301 pacientes ya han sido dados de alta.

Noticias relacionadas