¿Dónde están los nuevos marcadores de Würzburg?

Pabellón de Würzburg, esperando a los nuevos marcadores

A falta de poco más de tres semanas para la primera competición oficial, la compra e instalación de los nuevos vídeomarcadores ni siquiera está adjudicada. Después de todo el verano, se tendrá que hacer apurando los plazos y con los equipos entrenando... si es que llegan a tiempo.

El pabellón de Würzburg tiene que estrenar sus primeros videomarcadores esta temporada, pero a día de hoy, y con la temporada en ciernes, poco se sabe del asunto. Y no es por falta de tiempo, porque el proceso para contratar su compra se inició a finales de junio. Pero tres meses completos no han sido suficientes para resolver una adquisición con 54.500 euros de presupuesto... y ahora se va a tener que hacer deprisa y corriendo.

 

El motivo es que la primera competición oficial de Perfumerías Avenida está a la vuelta de la esquina. El día 28 de septiembre se disputa en Salamanca la Supercopa de España y el conjunto salmantino recibe en su cancha al Girona. Quedan, por tanto, 23 días para la cita. El plazo para presentar ofertas ya finalizó y se han presentado cuatro empresas, pero la adjudicación no se ha hecho. El problema no es siquiera que el contrato dice que la adjudicataria tiene hasta 40 días para instalar los marcadores en Würzburg desde la firma del contrato, sino que a día de hoy queda la mitad de ese plazo para el primer partido.

 

Así que es probable que no estén listos para el inicio de la temporada después de todo un verano 'en barbecho' y sin competiciones, momento idóneo para haber hecho la contratación y la instalación. Porque además de suministrar los dos nuevos electrónicos, la empresa tiene que hacer la instalación y también instruir al personal que lo vaya a usar porque cambiarán bastante con respecto a los actuales.

 

La novedad es que, tal y como está redactado el pliego de condiciones, el Ayuntamiento va a primar a la empresa que ofrezca los primeros videomarcadores de los pabellones de Salamanca. Entre las condiciones que más se puntuarán está precisamente que sea un electrónico de esa tecnología, que permita emitir imágenes, con iluminación led y más de doce metros de ancho.

 

La de los videomarcadores es una de las mejoras que se ha hecho en los últimos años en el pabellón que el verano pasado recibió nuevo parquet después de años de quejas por el mal estado de las tablas. En julio del año pasado empezó la instalación del nuevo, que costó unos 90.000 euros para los 900 metros cuadrados que tiene. Las obras consistieron fundamentalmente en la retirada del pavimento actual y la colocación del nuevo que permitía también mejorar el sistema de apertura y cierre del graderío telescópico.

 

Además, a principios de la pasada temporada se renovó una de las canastas que estuvo rota durante meses y el pabellón tuvo que someterse a una renovación importante después de tener que cerrar por un foco de legionella.