"Donde está la fuerza es en CEOE-Cepyme: lo otro todos sabemos cómo apareció, por qué intereses"
Cyl dots mini

"Donde está la fuerza es en CEOE-Cepyme: lo otro todos sabemos cómo apareció, por qué intereses"

El presidente saliente de la patronal salmantina repasa seis años difíciles, "tranquilo" con el trabajo hecho, con la organización solvente y estable, mientras retrata los problemas con la Cámara o la patronal 'paralela': "Había muchos poderes fácticos en la ciudad que no les importaba que se fuese abajo a Confaes y logramos sujetarla".

El ya expresidente de CEOE-Cepyme Salamanca, Juan Manuel Gómez, este viernes en TRIBUNA. Foto: D. Bajo

Después de seis años intensos, Juan Manuel Gómez deja la presidencia de la patronal CEOE-Cepyme. En este corto espacio de tiempo, la representación empresarial salmantina se ha visto sacudida por una conflictiva relación con la Cámara, la aparición de una 'patronal paralela', la crisis del Covid y hasta un cambio de nombre, pero Juanma la entrega estable, solvente y sólida a un nuevo presidente nacido del consenso y elegido por aclamación, que además es uno de los grandes empresarios de la provincia. Una situación envidiable. Hablamos con él de todo ello.

 

Misión cumplida: ¿cómo se encuentra?

Estoy tranquilo. Era lo que estaba previsto. Siempre dije que no me iba a perpetuar en el cargo y que iba a estar cuatro años, pero por otras circunstancias como la pandemia y el problema que tenemos con la otra organización pues dije que tiraba dos años más y he cumplido. Llegó el momento de dejarlo y estoy muy tranquilo, con los deberes hechos y la conciencia tranquila. A otra cosa.

 

Llegó el momento de dejarlo y estoy muy tranquilo, con los deberes hechos y la conciencia tranquila

 

Poca gente imaginará lo difícil que ha sido esto...

Muy difícil. Muy difícil porque fue difícil el arranque, fue difícil el posarranque... ha sido una lucha contínua contra muchos intereses que no los he entendido porque lo que hemos hecho ha sido defender la confederación, defender la empresa que es la organización porque hay 20 puestos de trabajo y no he entendido por qué desde diferentes ánimos se ha intentado echarla abajo. Lo logramos sujetar, lo hemos mantenido, la organización está fuerte, se están haciendo nuevos socios, se está trabajando bien y los empresarios que forman parte de ella están encantados. Me voy con eso.

 

 

¿En qué situación económica la entrega?

Situación económica estable, hemos cerrado todos los años con beneficios, se ha regulado la plantilla, ha habido jubilaciones y se ha renovado con gente joven. De tesorería queda muy solvente. Sin ningún problema.

 

Había muchos poderes fácticos en la ciudad que no les importaba que se fuese abajo a Confaes y logramos sujetarla

 

¿Ha podido hacer todo lo que quería o sólo lo que las circunstancias le han permitido?

Siempre vienes con unas intenciones y luego las circunstancias mandan. Desde el principio el objetivo fue sujetarla, había muchos poderes fácticos en la ciudad que no les importaba que se fuese abajo a Confaes y logramos sujetarla. Se lo tengo que agradecer a algún político, a otros no. A algún medio de comunicación, a otros no. Lo que son los poderes fácticos que sabemos todos que hay en la ciudad. Ese momento fue complicado. 

 

Desde algunos sitios estaban deseando hacernos daño y muchas veces nos hemos tenido que sujetar y no apretar

 

Sí es cierto que la creación de la otra confederación, independientemente de la fuerza que puede tener, siempre nos ha limitado porque no hemos podido haber cosas que teníamos que haber hecho, como apretar un poco más a algún político o administración como yo quería. Veía que desde algunos sitios estaban deseando hacernos daño y muchas veces nos hemos tenido que sujetar y no apretar. Sí lo he hecho a puerta cerrada, de tú a tú, hablando con gente. Se han conseguido algunas cosas y otras no, siempre quedan cosas en el tintero. Pero en el resumen de todo, creo que lo más importante es que la confederación está bien situada, saneada económicamente, con un equipo de trabajo muy bueno, con una junta directiva que sale ahora con Diego García que es muy potente, con gente preparada y con muchas ganas... Creo que los deberes están hechos, creo que las cosas van a salir bien.

 

No ha habido imposiciones de ningún tipo, el nuevo presidente ha hecho la junta que ha querido

 

Se ha hablado de un relevo tranquilo, algunos hablan de continuidad... ¿es malo?

Lo de la continuidad... Esto es como los equipos de fútbol, no puedes cambiar a los 25 jugadores todas las temporadas. Te quedas con lo bueno o que más aporta del anterior para mejorar y jugar la Liga. En mi junta directiva todas las personas eran válidas, pero algunos no han querido seguir porque terminaban su etapa y otros sí. Diego García ha hablado con todos ellos, ha metido gente de su línea que quería cambiar como es lógico... continuidad, ninguna, gente que es válida para lo que quiere hacer la nueva junta. No ha habido imposiciones de ningún tipo, el nuevo presidente ha hecho la junta que ha querido.

 

La patronal, ¿debe ser un poder fáctico que sólo atienda a los intereses de las empresas de Salamanca?

Totalmente. 

 

¿Lo ha podido ser?

Ha habido muchas dificultades, pero la confederación está para defender a sus socios. Los que mantienen la confederación son los empresarios de Salamanca y la confederación está para ayudar a esos empresarios a tener reuniones a alto nivel, echar una mano con subvenciones, con cursos de formación... y es la línea que tiene que tener para defender siempre los intereses. Y si hay algún empresario con algún problema puntual, ayudarle. Es que no tiene otra función. Las 20  personas que trabajan están luchando, y lo digo muy orgulloso, para defender a los empresarios. Es gente excepcional y el equipo humano que hay ahora en CEOE-Cepyme no es de nueve, es de diez.

 

Los sindicatos tendrán sus problemas internos como los tienen las patronales, pero lo que sí se debe regular es que tenemos que tener menos dependencia de los políticos (...) Cuando dependes de que te den dinero te limitas a la hora de apretar

 

Hay mucha gente que cree que la representación patronal sobra como sobra la sindical...

Eso es como todo. Las patronales y los sindicatos tenemos los convenios colectivos que, en lo que no cambie la ley, tenemos que ejercerlo. Hemos mediado, cada uno ha mirado sus intereses, pero se han sacado adelante el 100% de los convenios. Los sindicatos tendrán sus problemas internos como los tienen las patronales, pero lo que sí se debe regular es que tenemos que tener menos dependencia de los políticos. Tenemos ayudas por la participación en el diálogo social, como los sindicatos, pero dependes muchas veces de ese dinero para tirar adelante y muchas veces te tienes que enfrentar a los políticos y saben hasta dónde puedes apretar. En un futuro, hay que intentar que sean lo más independientes que se pueda. Cuando dependes de que te den dinero te limitas a la hora de apretar.

 

Hay dos cuestiones capitales en este mandato que ahora acaba, una es la Cámara. CEOE-Cepyme tiene representación en la Cámara y estar allí no ha sido fácil.

Fácil no, ha sido imposible. A los representantes que CEOE-Cepyme tenía se les ha hecho la vida imposible en la Cámara por su presidente y por su secretario. Los tres representantes que teníamos allí, no acudimos a las elecciones en su momento porque hubo un movimiento político que no había intención de que Confaes pudiera participar en la formación de la Cámara, se les ha hecho la vida imposible. Ni podían preguntar ni podían ir en contra de nada, no se les contestaba...

 

A los representantes que CEOE-Cepyme tenía se les ha hecho la vida imposible en la Cámara por su presidente y por su secretario

 

Ahora vienen unas nuevas elecciones y la nueva junta directiva sabrá lo que tiene que hacer, pero entiendo que hay que intentar tener más representación en la Cámara para mejorar muchas cosas que se están haciendo mal.

 

De organización empresarial a organización empresarial, ¿le preocupa lo que pasa en la Cámara?

Al final te preocupa porque es imagen del empresariado de Salamanca. Yo no estoy en el día a día de la Cámara, pero tenemos las actuaciones que llevan a cabo y no se están haciendo las cosas bien desde mi punto de vista. Hay que intentar cambiarlo.

 

¿Cómo está la disputa por la representación en la Cámara y las elecciones?

Hicimos un recurso porque entendemos que había que celebrar elecciones, la justicia nos ha dado la razón y tienen de plazo dos meses, expira a final de año. La idea era pedir celebración de elecciones. ¿Qué pasa? Que como se van a celebrar a nivel regional durante 2022 pues tampoco tiene muchos sentido hacerlas a mediados de año cuando el resto van a ser a finales, a lo mejor. La idea es que se hagan al tiempo que el resto.

En cuanto a representatividad, CEOE-Cepyme sabemos todos que tiene la representación de la mayoría de empresarios de Salamanca y esperemos que ahora se hagan las cosas bien, porque en las elecciones anteriores se partió la representación al 50% con la otra patronal: no cabe hacerlo otra vez.

 

El otro tema espinoso, la 'otra' patronal. No le puedo preguntar si las relaciones son buenas porque no lo son, ¿qué pasa?

No son buenas, no, porque era mi deber intentar a llegar a un acuerdo para que los empresarios de Salamanca fuéramos todos en la misma dirección, pero no llegamos a un acuerdo. A la otra patronal no le gustó lo que decidimos, que lo decidió mi junta directiva por las condiciones que ponían, y a partir de ahí las relaciones no han sido buenas.

Digo lo que vengo diciendo todo este tiempo, la defensa de los empresarios tiene que ser una: si la llevamos partida, mal vamos. No sé si la nueva junta directiva, creo que Diego tiene intención y capacidad para solventar esta situación y ojalá, le deseo mucha suerte y ojalá veamos a los empresarios unificados.

 

Creo que es un problema de personas: en lo que no desaparezcan algunas personas de la otra organización va a ser difícil

 

Por experiencia con el trato que ha tenido con los responsables de la otra patronal, ¿cree que es posible lo que plantea el nuevo presidente o es inviable dado el tenor de las personas?

No lo sé, será volver a negociar como es intención de la nueva junta directiva, que quiere reunificar. Creo que es un problema de personas: en lo que no desaparezcan algunas personas de la otra organización va a ser difícil.

 

Seguro que ellos creen que el problema es de personas, pero al otro lado... ¿tiene sensación de haber sido un obstáculo para entenderse?

Lo puedo decir muy claro. Cuando estuvimos reunidos con ellos, pidieron una seria de cosas, dijimos que no porque entre otras una de las pretensiones del presidente de la otra patronal era acceder a la presidencia de Confaes/CEOE-Cepyme: que yo estuviera dos años y él otros dos. Le dije que los presidentes en la patronal salmantina se eligen por votación, cada cuatro años se va a las urnas: no se puede entrar a dedo de presidente. Fue a eso a lo que me negué.

 

Los presidentes en la patronal salmantina se eligen por votación, cada cuatro años se va a las urnas: no se puede entrar a dedo de presidente

 

Si la otra patronal tiene que integrarse, ¿cómo tiene que ser?

Hablar de este tema, cuando sé que va a haber negociaciones, que se quiere intentar reunificar, que creo que se debe hacer, es difícil. Habrá que tragarse algún sapo por las dos partes, está claro que en todas las negociaciones todas las partes ganan y pierden. Pero el modelo que lleva 40 años y funciona es el nuestro: los experimentos con gaseosa. Con el equipo que tenemos, integrados en CEOE España y Castilla y León, como funcionamos, donde está la fuerza es aquí: lo otro todos sabemos cómo apareció, por qué intereses. El modelo es el nuestro. Si hay buena voluntad, se debe llegar a un acuerdo. Porque si se quiere defender los intereses de los empresarios, los que sobren que se retiren.

 

¿Integración? El modelo que lleva 40 años y funciona es el nuestro: los experimentos con gaseosa

 

El diálogo social, ha habido mucha insistencia por parte de la otra para entrar, ¿se ha tensionado?

Sí, creo que lo ha tensionado, pero no por mi parte, porque nosotros lo tenemos muy claro: el diálogo social está formado por CEOE-Cepyme en Castilla y León, y su representante en Salamanca, y los sindicatos. No hay lugar para que entren, no se puede, la representatividad es nuestra. Ellos han intentado participar en el diálogo social, lo llevaron a un juzgado y lo perdieron, está recurrido pero no tiene más recorrido: saldrá denegado.

 

De su experiencia de estos años, ¿qué le hace falta a la empresa de Salamanca?

Estabilidad e innovación. Hay buenas empresas en Salamanca, de tipo medio, no podemos pretender que sean como las de Madrid, Burgos o Valladolid, no podemos pretenderlo, pero la presencia de la Universidad de Salamanca es un punto de encuentro de los empresarios y hay que apostar por hacer empresas con innovación y calidad para desarrollar el talento que sale de las universidades. A ver cómo se puede hacer esa transferencia con las insituciones y los empresarios, que siempre están dispuestos a innovar y tirar para delante.

 

Hay que apostar por hacer empresas con innovación y calidad para desarrollar el talento que sale de las universidades

 

Esa es la línea, buscar la calidad y la especialización. Muchas empresas pequeñas, pero de calidad y con talento, tienen su sitio. Lo estamos viendo con algunas empresas de informática y tienen su sitio. Y luego el desarrollo que está haciendo el Ayuntamiento de Salamanca en el puerto seco para atraer alguna empresa grande: esa línea está bien marcada, con el tema logístico pueden venir empresas potentes. Esas son las dos sinergias que hay que buscar, aunque hay otras cosas como la escuela de Adventia.

 

El desarrollo que está haciendo el Ayuntamiento de Salamanca en el puerto seco para atraer alguna empresa grande: esa línea está bien marcada, con el tema logístico pueden venir empresas potentes

 

Adventia es una potencia, con 200 alumnos y 70 personas trabajando. Se pueden hacer muchas cosas, hay un proyecto de formación para hacer una FP de técnicos de mantenimiento de aviación que no la hay en toda España. Es formación de calidad que tiene futuro. Esa es la línea para el futuro.

 

Juanma Gómez se va tranquilo a su empresa...

Tengo una empresa que es difícil delegar dado mi profesión, que soy aparejador. Para mí ha sido difícil compaginar las dos cosas, lo que no hacía hoy había que hacerlo mañana, en otras empresas se puede delegar más pero aquí tiene que ir el técnico.

 

¿Le pesan estos seis años? Seguro que ha tenido que hacer renuncias...

No, de verdad, estoy muy a gusto con lo que he vivido. Sabía donde iba, lo que pasa es que las circunstancias lo complicaron un poco, mi situación como presidente, tuve que morderme la lengua muchas veces. Pero de 1 al 10, un 8. He conocido a gente, me he relacionado, he tenido buenas experiencias... me voy con buen sabor de boca.

 

Es un rara avis, irse cuando quiere, por su propio pie y ¿sin tentaciones de perpetuarse?

Ninguna. Estos cargos tienen que ser para venir a echar una mano y, si lo hace bien, bien, se podrá haber hecho mejor sin lugar a dudas, pero me voy muy tranquilo.

 

Ni tuve ningún condicionante del anterior presidente ni se lo voy a dejar al nuevo presidente porque es una persona muy capacitada

 

Le deja usted alguna impronta al nuevo presidente... con todo lo que se dice de que su antecesor le puso aquí...

Ni me la dejó el anterior con todo lo que se ha hablado de delfines, después de seis años algún medio sigue hablando de mi antecesor Mesonero. Ni tuve ningún condicionante del anterior presidente ni se lo voy a dejar al nuevo presidente porque es una persona muy capacitada, no va tampoco con mi forma de ser.

 

No hay mucha experiencia de trato con expresidentes de patronales, ¿qué tipo va a ser?

El que era antes, dedicado a mi trabajo, mi gente y mis amigos, con mi familia, a mis pequeñas cosas. Soy de pocas aspiraciones, no pretendo nada diferente a lo que hacía hace seis años. Estos seis años me han dado experiencia, siempre aprendes, pero no me han cambiado.