Dolorosa derrota del Real Madrid frente al Benfica

El equipo luso evidenciĂł las carencias del sistema blanco en el centro del campo

El Real Madrid ha cosechado una dolorosa derrota ante el Benfica por 5-2, en el segundo ensayo de la pretemporada, dentro de la 'Eusebio Cup', en un partido en el que un Benfica mucho mĂĄs rodado y un Real Madrid sin centro del campo, propiciĂł un severo correctivo que muestra las carencias que tiene que resolver el cuadro de JosĂŠ Mourinho este verano.

Era un encuentro de homenajes y recuerdos. Homenaje para Eusebio y recuerdo para los jugadores que han jugado tanto en uno como en otro equipo. Coentrao y Di Maria, que se dieron a conocer en el cuadro lisboeta y Javi GarcĂ­a, Saviola, Garay que han tenido que buscar otras oportunidades ante la falta de minutos en el conjunto merengue.

Tras los prolegĂłmenos, empezĂł el partido intenso, con alternativas en ambas porterĂ­as. El Benfica, mĂĄs rodado que su rival, controlaba el encuentro y no tardĂł mucho en certificarlo. Falta de Martins en el pico del ĂĄrea, y cabezazo del canterano madridista Javi GarcĂ­a que va a las redes.

Vino el gol y con ello los mejores minutos del Benfica. Sin embargo, donde el Real Madrid se siente presionado, es donde mejor funciona. Di MarĂ­a, el jugador mĂĄs en forma de los blancos, recogiĂł un balĂłn en la banda y como un puĂąal puso un pase atrĂĄs al que no llegĂł HiguaĂ­n, pero sĂ­ CallejĂłn.

Un minuto mĂĄs tarde, otra jugada 'Made in Real Madrid': corte de Lass, pase al hueco de HiguaĂ­n y CallejĂłn que fulmina. Pero reglĂłn seguido, Witzel en un gol calcado al primero empatĂł y el partido se deshizo hasta el descanso. El duelo estaba siendo frenĂŠtico y en otras dos jugadas, tras la salida del tĂşnel, otros dos goles. Una 'cantada' de AdĂĄn y una gran jugada colectiva que culminĂł el ex del Granada, Martins, habĂ­an puesto una ventaja que se antojaba difĂ­cil de remontar.

A partir de los goles, un KakĂĄ, desaparecido, durante todo el encuentro, dio su entrada a BenzemĂĄ que debutĂł junto a HiguaĂ­n (quien se retirĂł lesionado) en el puesto de 9. TambiĂŠn entrĂł Coentrao, que adelantĂł sus vacaciones para enfrentarse a su ex equipo y con ellos, el partido se calmĂł. El Real Madrid tuvo el control, fue en busca del gol, pero fue PĂŠrez, bigoleador, el que acertĂł. SĂłlo quedĂł tiempo para ver a mĂĄs canteranos y para la recogida merecida del trofeo por parte del Benfica.