Dolores Caballero, hematóloga en el hospital: "La pandemia no puede volver a retrasar el tratamiento de enfermos con cáncer"
Cyl dots mini

Dolores Caballero, hematóloga en el hospital: "La pandemia no puede volver a retrasar el tratamiento de enfermos con cáncer"

Dolores Caballero, jefa de la Sección de la Unidad Clínica y de la Unidad de Trasplante del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca, dice que la pandemia "no puede volver a retrasar el diagnóstico, el estudio de extensión y el tratamiento de enfermos con cáncer".

Dolores caballero, hematóloga en el Hospital Clínico de Salamanca (Foto: T. Navarro)

La principal preocupación de pacientes con cáncer frente a la Covid-19 es el riesgo de que sus tratamientos oncológicos no puedan ser administrados cuando son necesarios y en las condiciones de seguridad requeridas.

 

Dolores Caballero, jefa de la Sección de la Unidad Clínica y de la Unidad de Trasplante del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca, asegura que la pandemia "no puede volver a suspender quirófanos, consultas ni entorpecer la asistencia sanitaria", mientras lamenta que hubo al inicio de la pandemia retrasos en el diagnóstico y en estudio de extensión de enfermos con cáncer en la sangre lo que en algunos casos influirá en su supervivencia

 

Los linfomas -Hodgkin y No Hodgkin-son un grupo de canceres de las células linfoides .Son neoplasias  "heterogéneas, hay más de treinta tipos". La incidencia en España es similar a la de Europa. "Es uno de los grupos de neoplasias hematológicas  más frecuentes, junto al  Mieloma Múltiple". La edad media de afectación está por encima de los 60 años aunque algunos subtipos como los linfomas de Hodking afectan a pacientes por debajo de los treinta años"

 

Pero, ¿cómo ha afectado el coronavirus a estos pacientes? Según Caballero lo que ha sucedido en los primeros meses es que los hospitales estaban "saturados, más dedicados" a atender a pacientes con Covid-19, lo que ha provocado el "retraso" del diagnóstico de enfermedades neoplásicas. "Es difícil de demostrar, pero está claro que en marzo y abril cuando hubo más ingresados, la mayoría de los servicios estuvieron dedicados a los enfermos con coronavirus". 

 

Desde el momento 0 de la pandemia, la segunda semana de marzo, el servicio de hematología inició las sesiones 'on line', cerró filas para que a todos los pacientes que ingresaran se les hiciera la PCR del virus y la cuarta planta de hematología se mantuvo como 'zona limpia' durante toda la pandemia.

 

Además ,gracias a que los hematólogos hacemos el diagnóstico de las enfermedades hematológicas y gracias a la colaboración de otros Servicios como Cirugía, Medicina Nuclear y Anatomía patológica, los retrasos en el diagnóstico de pacientes con linfoma fue mínimo una vez que el paciente estaba en el hospital.

 

El problema ha sido que algunos pacientes,con miedo a acudir al centro de salud o al  hospital o con la situación de colapso en los centros de Salud durante la pandemia, en los que no se atendía a los enfermos presencialmente, retrasaron el diagnóstico lo que en algunos casos irá en detrimento de su supervivencia. Esto, NO puede volver a pasar en la actualidad. La atención telefónica es muy importante,pero no puede sustituir a la presencial en todos los casos. 

 

Desde el principio, en "ningún momento hemos dejado de hacer pruebas diagnósticas como análisis complejos de sangre o análisis de médula ósea, los pacientes que requerían quimioterapia eran ingresados si no podfían ser atendidos en el Hospital de Día y hemos seguido haciendo trasplantes en pacientes con linfoma y con otras renfermedades hematológicas". "Nuestro servicio no se ha parado en ningún momento". 

 

En cuanto a si este virus ha tenido complicaciones mayores en los pacientes con linfoma, inmunodeprimidos por la enfermedad y por los tratamkientos y, por tanto, especialmente vulnerables, aunque desgraciadamente algunos pacientes fallecieron como consecuencia de neumonía Covid 19, el enfermos hematológico y el personal-médicos, enfermeras,  estamosacostumbrados a tener disciplina de lavado de manos, ir con mascarilla... "esta protección les ha favorecido a la hora de no coger coronavirus".

 

Como ya se ha dicho anteriormente, desde los primeros días de la pandemia, "se hizo un rastreo concienzudo de pacientes y de todo el personal que atendía a los pacientes hematológicos, muchas veces sin el beneplácito de Salud Laboral que eran en aquel momento menos estrictas".

 

Ese "adelantarnos a las consecuencias de los contagios entre enfermos o entre personal y personal -enfermos ha hecho que se identificaran precozmente todos los casos, evitando el contagio y permitiéndonos tener una cuarta planta 'limpia', dónde hemos administrado quimioterapia, terapia de soporte  y hemos realizado trasplantes y también en los últimos meses, tratamento con células CART, todo ello fundamental para pacientes con linfoma".

 

Decir también, que gracias al rastreo realizado desde la segunda semana de marzo en el área de trasplante del Hospital de Día ,el número de pacientes sometidos a trasplante que ha presentado infección ha sido mínimo.

 

La doctora Caballero augura muy mal futuro para los pacientes  si todo lo que hemos aprendido en los primeros meses de pandemia no se aplica en la actualidad.

 

En lo que se refiere a la investigación de estas enfermedades, Dolores Caballero, ha lamentado que "se frenará" debido a la pandemia de coronavirus. "Si los fondos son escasos y se van en una sola dirección, puede haber un detrimento, hay que hacer un esfuerzo y darnos cuenta que hay muchas enfermedades más, por lo que se debe aumentar el presupuesto, no desviarlo".

 

Finalmente la Dra Caballero, optimista, recuerda que las crisis sirven para. Que el ser humano trabaje unido, con imaginación y haciendo un esfuerzo; esta es una oportunidad para mejorar.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: