Distintas ONG alzan la voz el sábado en Salamanca con motivo del Día Internacional de erradicación de la pobreza

Pobreza cero

El próximo sábado 22 de octubre, a las 12:00 en la Puerta Zamora, distintas ONG de Salamanca (YMCA, InterRed, Salud por Derecho, Entreculturas, Manos Unidas, Santiago 1, Intermón Oxfam, Taller de Solidaridad, Hijos del maíz, Madreselva, ADSIS, Fundación La Valmuza, Misión América, Ayuda en acción y Cáritas Diocesana de Salamanca), convocan una concentración con motivo de la celebración del Día Internacional de erradicación de la pobreza.

Se reunirán en torno al lema de la Campaña Pobreza Cero de este año: ¡No dejemos a nadie atrás! para exigir soluciones basadas en derechos, haremos visibles los Objetivos de Desarrollo Sostenible y leerán un manifiesto que se detalla a continuación. 

 

La pobreza es cada vez más extrema, intensa y crónica, por lo que es urgente cambiar este sistema que genera riqueza para el 1% y un empobrecimiento generalizado para el resto de la población, dentro y fuera del Estado español. Un sistema que fomenta la guerra para el control geoestratégico de los recursos, la destrucción de la naturaleza y las desigualdades sociales.

 

Sabemos cuáles son los problemas y conocemos muchas de las causas estructurales que generan desigualdades; pero también sabemos que existen soluciones reales y factibles. Existen compromisos internacionales, como los recién acordados Objetivos de Desarrollo Sostenible, los protocolos de Derechos Humanos, las Convenciones de la OIT por un trabajo decente o el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, que necesitan ser cumplidos para garantizar un cambio de rumbo y el cumplimiento de los derechos de todas y todos, o continuar por la misma senda del aumento de las desigualdades, de la pobreza y del autoritarismo.

 

Ante una situación donde la acumulación de riqueza en pocas manos genera pobreza en muchas personas y países; hay más fondos de origen español en paraísos fiscales; se negocian a nuestras espaldas tratados de comerciales que van hipotecar nuestro bienestar, el de futuras generaciones y el del planeta; existen repetidas crisis, incluida una de valores, en las que las fuerzas políticas demuestran constantemente su irresponsabilidad y su falta de voluntad por cambiar las cosas, en particular con la política de no-acogida de las personas migrantes y de las solicitantes de refugio o asilo; aumentan sin parar las desigualdades, las personas empobrecidas, la tasa de paro; la brecha de género; se incumplen sistemáticamente los compromisos de protección social y derechos básicos (sanidad, educación, dependencia, etc.)

 

Como ciudadanas y ciudadanos, nuestras propuestas se basan en derechos, en respuestas políticas basadas en la justicia social y la ambiental, y exigimos:

 

- Solidaridad y apoyo mutuo para atajar las desigualdades y frenar el incremento de la pobreza, de las desigualdades y el deterioro medioambiental.

 

- Coherencia de políticas y que todas ellas pongan en el centro a las personas y al planeta.

 

- Rechazo a los tratados comerciales que son un atraco a nuestros derechos.

 

- Justicia social y medioambiental, a través de políticas fiscales progresivas y suficientes, cuidado del medio ambiente y la transición a un modelo energético sostenible.