Diputación y CaixaBank firman un acuerdo para poner 32 millones de euros a disposición de los ayuntamientos
Cyl dots mini

Diputación y CaixaBank firman un acuerdo para poner 32 millones de euros a disposición de los ayuntamientos

Javier Iglesias, Alberto Navarro y Manuel Martínez

Con el objetivo de atender los anticipos que las entidades locales tienen comprometidos sobre los tributos para disponer de liquidez desde principios de 2021.

La Diputación de Salamanca y Caixabank firmaron un acuerdo para poner a disposición de los ayuntamientos de la provincia, con carácter anticipado, 32 millones de euros procedentes de la recaudación de sus tributos prevista para el año 2021. El sello lo protagonizaron el presidente de la institución provincial, Javier Iglesias, el director del Centro de Instituciones de la Territorial Noroeste de la entidad financiera, Alberto Navarro, y el director de Banca Institucional de León, Zamora y Salamanca, Manuel Martínez.

 

La finalidad de la operación es atender los anticipos a las entidades locales que el organismo autónomo REGTSA tiene comprometidos sobre los tributos cuya competencia de gestión y recaudación le ha sido delegada por los ayuntamientos de la provincia, informó la Diputación.

 

De esta forma, los ayuntamientos salmantinos dispondrán de liquidez desde principios de año y durante todo el ejercicio, llevándose a cabo la primera disposición de fondos, correspondiente a los anticipos de los meses de enero, febrero, marzo y abril de 2021, en los próximos días y por un importe superior a 13 millones de euros. Por su parte, desde REGTSA se reembolsará dicho dinero a la entidad bancaria antes del 31 de diciembre de 2021.

 

Tras la firma del acuerdo, el presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, subrayó la importancia de poner a disposición de los ayuntamientos salmantinos "liquidez" para, de este modo "facilitar su día a día en la prestación de servicios a los vecinos", algo que "redunda en el bienestar y la mejora de la calidad de vida de los habitantes de la Salamanca rural".  

 

En ese sentido, los representantes de Caixabank apuntaron que su esencia parte de "un modelo de banca universal socialmente responsable, basado en la calidad, la cercanía y la especialización en productos y servicios adaptados para cada segmento". Por ello, su misión es "contribuir al bienestar financiero" de sus clientes y "apoyar el progreso de las comunidades" donde desarrolla su actividad, como es el caso de Salamanca.

 

La entidad adjudicataria será así responsable de la gestión de cobro de los recibos domiciliados de REGTSA, que consiste en distribuir los más de 733.884 recibos domiciliados que gestiona entre todas las entidades bancarias, así como gestionar las devoluciones de estos recibos, de forma que REGTSA sólo tendrá como interlocutora a CaixaBank.

 

En cuanto a las condiciones del contrato, se refleja un tipo de interés variable, referenciado al Euribor a tres meses más un diferencial de 0,31 puntos. Por otra parte, los importes de los anticipos que se llevan a cabo desde REGTSA han experimentado una evolución importante en los últimos años, al pasar de los 35 millones de euros en 2017 a los 45,6 millones de euros de 2020.