Dimite Albano Dante Fachin tras su enfrentamiento con Pablo Iglesias
Cyl dots mini

Dimite Albano Dante Fachin tras su enfrentamiento con Pablo Iglesias

Albano Dante Fachin

Albano Dante Fachin, líder de Podem en Cataluña, ha dimitido del partido y ha dejado la militancia tras la desautorización del dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, y la apertura de una consulta interna para relevarlo en Cataluña.

"Podemos ha dejado una herramienta útil para enfrentarse al régimen del 78". Así lo ha anunciado en una rueda de prensa en la sede del partido, en Barcelona, en la que ha denunciado la "intervención" de la sección catalana de Podemos por parte de la dirección estatal de Pablo Iglesias. 

 

Ha explicado que las formas de las dirección estatal de Podemos van en contra de las que se le suponen a la formación y, como Fachin entiende que no se corresponde con las formas de hacer de Podem, toma esta decisión: "Dimitiré como secretario general cuando termine esta rueda de prensa y dejaré la militancia de Podem y de Podemos".

 

Añade que son muchos los círculos de la marca catalana que tachan a la decisión de Iglesias de "delirante y de que ha metido la pata otra vez", ha explicado que todavía no se lo ha comunicado a Iglesias y ha adelantado que pese a que miembros de la ejecutiva le han transmitido que le seguirán, les ha pedido que esperen y no liguen su decisión de dimitir a la del resto de la dirección catalana.

 

"Pablo Iglesias vuelve a meter la pata como ya hizo el 1-O, que dijo que no participaría y las bases dijeron después que sí lo harían. Otra vez Iglesias vuelve a demostrar la poca capacidad de entender qué pasa en Cataluña", ha reprochado Fachin. que ha relatado el número de veces y las fechas concretas que ha tratado de ponerse en contacto con Iglesias y que no le ha devuelto la llamada --desde julio--.

 

Pese a la intervención de Podem, Fachin ha mantenido contactos con ERC y la CUP para tratar de crear un "frente amplio" de cara a las elecciones contra la aplicación del 155 y de las detenciones de líderes políticos y de las entidades sociales. "No iré en al lista de ningún partido. Si es posible un acuerdo entre diversas organizaciones y es posible o se considera que vaya, iré. Pero no iré a la lista de ERC o de la CUP. La idea no es hacer fichajes", sino formar parte de un frente amplio contra la actitud del Estado que ha tachado de fascista y represiva.