Diluvios en agosto y septiembre y olas de calor en marzo: los récords de un año de 'tiempo loco' en Salamanca
Cyl dots mini

Diluvios en agosto y septiembre y olas de calor en marzo: los récords de un año de 'tiempo loco' en Salamanca

La provincia se ve azotada por los fenómenos extremos y bate durante 2021 algunos de los récords históricos de precipitaciones o temperaturas, además del paso de 'Filomena'.

El tiempo está cada vez más 'loco' y nos regala fenómenos climáticos extremos antes no tan frecuentes, intensos o 'fuera de temporada' como ahora. 

 

Filomena nos congela

El año arrancó con la potente tormenta 'Filomena' que el día 8 de enero pintó de blanco toda la provincia con una capa de nieve para dar paso después a un gran nevada. El temporal obligó a cerrar numerosas carreteras y afectó también a calles de la ciudad. Sus efectos duraron días y se solaparon con un episodio de frío, niebla y cencellada: una semana después de la nevada original, todavía había nieve por las calles. Los daños de su paso costaron medio millón de euros según el cálculo posterior. No volvió a nevar hasta noviembre.

 

El día más lluvioso en Salamanca

El 14 de septiembre de 2021 se registraron en la capital 50,1 litros por metro cuadrado. Se batía así el récord de precipitación en un día de septiembre, que era de 43 litros el 30 de septiembre de 2007; y el récord de día más lluvioso de la historia desde que hay datos, que estaba en los 48,2 litros de un 16 de junio de 1989. Hacía un siglo que no llovía tanto.

 

Y no fue sólo en la capital, ya que la provincia acumuló 700 litros sumada la precipación registrada en todas sus estaciones de control y varios de los lugares donde más llovió de España. Según los datos de Aemet, todas las estaciones meteorológicas del sistema en la provincia han registrado precipitaciones.

 

Durante cerca de 12 horas llovió de manera ininterrumpida, o al menos se registraban datos en las estaciones. El máximo, los 62,6 litros de El Maíllo y los 60,2 de Vitigudino (datos hasta las 7 de la tarde), pero en todas las estaciones las precipitaciones han sido copiosas. Las precipitaciones más copiosas de España se registraron en Jerez de los Caballeros (Badajoz), con 74,4 litros, y en Aroche (Huelva), con 71,4.

 

Y en Matacán

El 25 de agosto una gran tormenta azotaba media provincia y dejaba un récord absoluto de precipitaciones: los 31,2 litros caídos en Matacán. La estación meteorológica del aeropuerto no había registrado nunca un dato así. Esa tarde las tormentas anegaron el polígono de los Villares, la capital o Cabrerizos además de dejar granizo o una repentina bajada de temperaturas o la inundación del césped del Helmántico. Como dato curioso también, que la estación meteorológica del aeropuerto sufrió un fenómeno poco frecuente: una tormenta en pleno enero.

 

Calor en marzo

Este pasado mes de marzo se batía también el récord absoluto de calor en este mes en el aeropuerto. El día 31 se alcanzaban los 26,9 grados de máxima.

 

Ola de calor en agosto

Durante una semana, Salamanca estuvo bajo una fuerte ola de calor y el termómetro llegó a los 40,2 grados en el aeropuerto de Matacán, una de las muchas estaciones en todo el país que superó ese nivel. Se quedaba muy cerca del récord absoluto de temperatura en el aeródromo, los 41 grados del 10 de agosto de 2012, el día más caluroso en la provincia de la última década.

 

Por otro lado, la ola de calor se dejaba notar en la capital con un dato muy llamativo. Desde el día 10 de agosto, en ningún momento se ha bajado de los 15 grados: el termómetro estuvo siempre por encima de ese nivel ya respetable. Y la temperatura media no bajó de los 25 grados, que sería una máxima ya alta. Los dos días más calurosos fueron el 13 y 14 de agosto, con 39,1 y 39,2 grados de máxima, respectivamente. El récord histórico son los 39,8 de julio de 1995; el día más caluroso de agosto, los 39,7 del 10 de agosto de 2012.

Comentarios

agnus mutis 07/01/2022 10:08 #2
Ni con agua en abundancia que rellenen los hidroeléctricos pantanos, ni con sol en cantidad para las placas fotovoltáicas, ni con vientos favorables para que puedan funcionar los delicados molinos, ni con las ya veteranas centrales nucleares, parece que el precio de la "luz", desciende, habrá que pensar algo mal para poder acertar, qué demonios es lo que pasa.
didimos 07/01/2022 03:00 #1
¿Será que el "cambio climático", lo empezamos ya a notar?, ¡nooo, nooo, saltarán los "negacionistas", ésto es lo habitual, siempre lo hubo y siempre lo habrá!. Para el caso, da igual, por mucho que llueva, los "pantanos" o/y "presas hidroeléctricas" no se acaban de llenar, vaciándalos si cabe, cuando hay "oportunidad", las "plantas electro- voltáicas", por mucho sol que haga no hacen que "baje" el precio de la electricidad, como tampoco lo logra el que haya "viento adecuado" para estos costosos y delicados "molinos de viento" productores de electricidad sea de noche o de día; ni siquiera lo consiguen las peligrosas y radioactivas "plantas de energía nuclear". ¡Aquí hay "gato encerrado", y nos la están "envainando" a [email protected] [email protected] [email protected] a quiénes lo único que nos queda es ¿"callar y pagar", y "amén" "pa" "sellarlo"?, pues amén "pa" sellarlo.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: