Diez pintadas y seis meadas monopolizan la primera comisión municipal de medio ambiente de 2018

La comisión informativa de Medio Ambiente se estrena este jueves con 16 expedientes por ensuciar la ciudad con pintadas o por hacer las necesidades fisiológicas en la calle.

Los expedientes por incumplimientos de la ordenanza de limpieza urbana son una constante en el Ayuntamiento de Salamanca. Pocas son las semanas en las que no se aborda una multa por contravenir la ordenanza que regula las actuaciones contra la limpieza de la ciudad, y el 2018 no podía empezar sin unas cuantas. La primera comisión informativa de medio ambiente del nuevo año está monopolizada por esta cuestión, lo que incluye media docena de sanciones por mear en la calle, de las que se producen más de 200 al año a pesar de que está multado con 150 euros.

 

El orden del día de la comisión municipal se reparte en dieciocho puntos, dieciséis de los cuales son multas. Las hay de dos tipos: por hacer pintadas o por satisfacer las necesidades fisiológicas. En concreto, nueve son expedietnes para sancionar a personas a las que se ha sorprendido haciendo un grafiti en la calle y otras seis son por satisfacer necesidades fisiológicas. Sobre las pintadas, decir que se reparten entre la calle Zamora y la Gran Vía, y que las 'meadas' son en calles próximas a zonas con ocio nocturno.

 

Estas últimas son, por desgracia, una de las multas que con más frecuencia hay que imponer. Durante 2016 la Policía Local denunció a más de 200 personas por hacer sus necesidades en las calles de Salamanca. La multa es de 150 euros salvo en el caso de reincidencia. Su número se suele disparar con motivo de fiestas como la Nochevieja Universitaria o las celebraciones de facultades. En el caso de producirse en la Plaza Mayor de Salamanca, la multa es de 300 euros y puede ascender hasta los 1.500 euros: durante el año pasado ya se impuso una.