Diez denuncias durante la inspección de 193 camiones y furgonetas por parte de la Policía Local

Foto: Archivo

La campaña se ha llevado a cabo en todo el término municipal, entre los días 13 y 19 de febrero.

La Policía Local ha colaborado con la Dirección General de Tráfico en una campaña especial sobre vigilancia y control de camiones, en cumplimiento de las campañas y operaciones de vigilancia y control para el año 2017.

 

La campaña se ha llevado a cabo en todo el término municipal, entre los días 13 y 19 de febrero, sin perjuicio de la vigilancia normal que se realiza durante todo el año. Los agentes locales han hecho especial hincapié en el control de los camiones y vehículos de reparto que transitan por el centro de la ciudad, donde no pueden acceder vehículos que superen las 11 toneladas. En todo el perímetro comprendido por la ronda interior no se han detectado vehículos que superaran la masa máxima autorizada por la normativa municipal.

 

En estas inspecciones de control efectuadas por la Policía Local se supervisaron, por un lado, las autorizaciones genérica y especial de cada uno de los 193 vehículos controlados, la ITV, el seguro obligatorio y el de responsabilidad civil, el permiso de conducción y la autorización especial de cada conductor, así como su estado físico y la posible presencia del alcohol en la conducción. También se inspeccionaron los dispositivos de funcionamiento de cada vehículo y sus características técnicas, el acondicionamiento de la carga, la utilización de los sistemas de retención y de los cinturones de seguridad, los dispositivos luminosos y la señalización específica, la manipulación del tacógrafo, el exceso de tiempo de conducción o la minoración de los descansos.

 

Diez de los 193 camiones y furgonetas inspeccionados por la Policía Local de Salamanca durante la semana pasada han sido denunciados por incumplir alguno de los requisitos previstos en materia de transporte de mercancías. En concreto, de las diez denuncias formuladas, cuatro lo fueron por cuestiones relacionadas con la seguridad en el transporte; dos tuvieron que ver con la falta de verificación de la Inspección técnica; otras dos por defectos en la documentación del vehículo, y las dos últimas relativas a la circulación.

 

La verificación del transporte de mercancías es fundamental en las carreteras, pero también resulta de gran importancia en las zonas urbanas, especialmente en polígonos industriales y determinados lugares donde existe una mayor concentración de este tipo de vehículos. Los camiones y furgonetas representan aproximadamente un 15% del parque nacional de vehículos. Las inspecciones que lleva a cabo la Policía Local sobre las distintas autorizaciones pretenden garantizar tanto la idoneidad de los vehículos para circular con el menor riesgo posible como la aptitud de los conductores.