Diez años del beso de Íker Casillas y Sara Carbonero: Casi tan celebrado como el gol de Iniesta

Beso Iker y Sara

Hace diez años España ganó el Mundial de fútbol y su capitán, Íker Casillas, protagonizó uno de los Un improvisado beso de película que también se ha ganado su puesto en la historia de España y que fue la confirmación pública.

Hace diez años España ganó el Mundial de fútbol y su capitán, Íker Casillas, protagonizó uno de los momentazos de la celebración. Con beso a Sara Carbonero mientras le entrevistaba, y con ambos muy emocionados, confirmaba su relación. 

 

"¿Qué quieres que te diga? ¿Qué te voy a decir? Me pillas en un momento muy feliz, muy contento y súper alegre, de verdad", comenzaba a decir un eufórico Íker Casillas minutos después de levantar la Copa del Mundo ante el micrófono que llevaba Sara Carbonero, encargada de las entrevistas en la zona mixta.

 

"Creo que nos lo hemos merecido de principio a fin. Y solo lo agradezco a la gente que me ha apoyado siempre, a mis padres, a mi hermano…" proseguía emocionado a punto de soltar alguna que otra lágrima. Carbonero intentaba cambiar de tema, pero el portero quería agradecer el trofeo a su chica. "A los amigos y a ti", respondía y terminaba dándole un beso ante las cámaras ante el "Madre mía", de ella, totalmente sorprendida y ante los aplausos de todos, incluídos el entonces Príncipe de Asturias y doña Letizia que se encontraban detrás de las cámaras. 

 

Ninguno de los dos lo había pasado bien durante el Mundial porque más de uno achacaba a una relación que aun no era totalmente pública que el portero no estuviera brillante en el debut mundialista.

 

Medios internacionales tan reconocidos como The Times empezaban a señalar a la periodista como la culpable de la primera derrota de la selección, y le acusaban de estar despistando al guardameta al hacer su trabajo cerca de la portería. 'La novia del portero empieza la Inquisición Española', titulaba el periódico británico a su artículo, donde afirmaba que la presencia de la joven en el campo hacía que el portero “tuviera la mente puesta en otras cosas”.

 

Tal era la polémica que Sara tenía que salir en su defensa: "¿Que voy a desestabilizar el mundial? No tengo tanto poder", intentaba quitar hierro al asunto en una entrevista para la Noria

 

Desde entonces aguantaron muchísima presión sin apenas comentar nada más y dejando pasar los días en los que cada gesto que hacían o cada palabra que decían se analizaban y ya no solo en medios extranjeros. Pasaron las eliminatorias hasta que llegó la gran final con un partidazo de Casillas, vital en el triunfo, que exhultante no podía dejar de agradecer a su pareja su apoyo y lo que había aguantado también durante todos esos días.

 

Diez años después ambos ya casados y con dos hijos han vivido momentos dulces y no tanto, sobre todo por motivos de salud y es que mientras Casillas ha superado un infarto también Sara Carbonero ha pasadao por un duro trance con un cáncer de ovarios que ella misma se encargó de hacer público con la discrección que siempre ha acompañado a una pareja que se hizo oficial el día que el fútbol hizo feliz a todo el país y que siempre ha sido muy querida.