Díaz y los morosos de MercaSalamanca, un año más de deudas en el mercado mayorista
Cyl dots mini

Díaz y los morosos de MercaSalamanca, un año más de deudas en el mercado mayorista

El alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, con el presidente y el director de La Gaceta.

El presidente de La Gaceta y sus afines acaban 2018 en los juzgados y sin pagar en MercaSalamanca.

El año 2018 ha cerrado para MercaSalamanca como otro ejercicio más en el que las deudas de algunos empresarios morosos van a ahogar las cuentas de una sociedad en la que el Ayuntamiento de Salamanca ha puesto ingentes candidades de dinero municipal y que está, al 52%, controlada por el consistorio. Algunos ya fueron condenados y otros están en los juzgados, pero el 'cabecilla' del grupo de 'morosos' ha esquivado, por ahora, el pago y mantendrá un año más deudas con una sociedad municipal.

 

A pesar de sus deudas con una sociedad perteneciente financiada con dinero público (el otro accionista es la empresa estatal Mercasa), el empresario ha seguido contratando con empresas del sector público, como Correos Express, de la que consiguió un contrato que provocaba un curioso traslado de la sede de la empresa postal: de una nave nueva a una vieja en lo más profundo del polígono de Villares.

 

En total, son catorce las empresas de la denominada Zona de Actividades Complementarias (ZAC) del mercado mayorista, hecha para el sector agroalimentario en su día, las que debían 1.085.646,18 euros en diversos conceptos y de varios años, deuda que no ha prescrito y se puede reclamar. La deuda ha engordado hasta los 1,4 millones de euros durante el ejercicio 2017,  un 17% más, como se conoció a finales del año pasado en los órganos de gestión del mercado mayorista. Y sumará también la de 2018, ya que algunos los deudores, propietarios de parcelas de esta zona específica del MercaSalamanca, están en los juzgados demandados por MecaSalamanca o han logrado esquivar el pago.

 

Este es el caso de Pedro Díaz, presidente de la empresa editora del periódico La Gaceta, cuyas empresas acumulan más de la mitad de la deuda total de MercaSalamanca y que ha esquivado el pago provisionalmente. Díaz consiguió en octubre una confusa sentencia favorable en la primera reclamación de cantidad que se le hacía, pero ha sido recurrida por la sociedad, que espera conseguir que pague. Tras esta llegarán más resoluciones, relativas a otras empresas deudoras de la ZAC, igualmente demandadas en los tribunales. 

 

 

El mayor moroso de MercaSalamanca

 

El asunto lo sacó a la luz TRIBUNA en mayo de 2017. Los gobiernos del PP en el Ayuntamiento de Salamanca habían perdonado durante años a varios mayoristas una importante deuda por cuotas impagadas en MercaSalamanca. El agujero rondaba el millón de euros. A la cabeza, el presidente de la empresa editora de un diario local, Pedro Díaz, que a través de dos de sus empresas debía la mitad de la cantidad total.

 

El mayor deudor cuando se conoció el saldo negativo con MercaSalamanca era Díaz con sus empresas, que debían medio milón de euros a finales de 2016. Se reparte entre los 327.689,09 euros que debe Asocarsa, donde es vicepresidente; y en los 184.525,38 euros que debe Ferpal, sociedad de la que Diaz es administrador único, y a la que se refería el primer juicio.

 

 

Unidos por la ZAC

 

Díaz es el cabecilla del grupo de morosos, unidos por pertenecer a la ZAC, y como tal intentó lidiar la situación con la complicidad del presidente de la Cámara de Comercio, Benjamín Crespo. Crespo auspició una reunión en la que se intentó variar la postura de los grupos de la oposición.

 

El intento le salió mal gracias, entre otras cosas, a la actitud decidida de la oposición en el Ayuntamiento, que obligó a que el equipo de Gobierno llevara a los juzgados a los morosos. Pese a las presiones de Díaz, fueron firmes: "Que paguen". Desde comienzos de este año han empezado a pasar por los juzgados para responder de las correspondientes denuncias emitidas por MercaSalamanca, que puso fin a años de permisividad.