Detienen en Valladolid a una mujer que pretendía vender por 5.000 euros a su recién nacido a su propia hermana

La mujer de nacionalidad rumana mantuvo relaciones sexuales consentidas con su cuñado para tener el bebé. La Policía ha detenido a los padres biológicos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en a una mujer que presuntamente pretendía vender a su hermana el bebé que acababa de dar a luz en un centro hospitalario de Valladolid haciéndose pasar por ella. La embarazada se valió del parecido físico con su hermana para hacerse pasar por ella en el hospital y utilizar su documentación.

 

También ha sido arrestado su cuñado y padre biológico del recién nacido, con el que habrían llegado a un acuerdo para concebir al bebé al no poder tener hijos con su pareja, la hermana de la arrestada. Una llamada anónima al 091 alertó a la Policía de la intención de una mujer de dar a luz y entregarle después el bebé a un familiar a cambio de 5.000 euros.

 

Con las primeras pesquisas los agentes comprobaron la veracidad de la información en los diferentes centros sanitarios de la provincia. Tras varias gestiones hallaron a una mujer que coincidía con los datos facilitados en la comunicación y averiguaron que había accedido en varias ocasiones a revisiones médicas. Posteriormente esta mujer dio a luz en el centro hospitalario, facilitando la documentación sanitaria de una mujer de nacionalidad rumana y 32 años de edad.

 

Los agentes se desplazaron hasta el centro médico y se entrevistaron con la mujer, que mostró en todo momento escasa colaboración con los policías ante las preguntas que le formulaban. Además, a pesar del parecido de la mujer con la fotografía que figuraba en la tarjeta de residencia, había algunos rasgos que hicieron sospechar a los investigadores sobre su verdadera identidad. Estas sospechas quedaron confirmadas tras cotejar sus huellas dactilares. De este modo se supo que los documentos que había aportado para ser asistida, tanto en las consultas como en el momento del parto correspondían en realidad a su hermana.

 

Además, se pudo saber que el padre biológico del bebé era su propio cuñado, con el que habría mantenido relaciones sexuales consentidas. Finalmente, el recién nacido ha sido ingresado en el servicio de neonatos del hospital hasta acreditar la verdadera identidad de los progenitores y llevar a cabo las gestiones de protección del menor, el cual ha quedado bajo la tutela de los servicios sociales de la Junta de Castilla y León.

 

La investigación y detenciones han sido realizadas por el Grupo de Menores (GRUME) de la Brigada Provincial de Policía Judicial perteneciente a la Comisaría Provincial de Valladolid.