Detienen al presunto autor del disparo que acabó con la vida del taxista en abril

Lalín (Pontevedra). Los agentes de la Policía Judicial también detienen a la madre, de 47 años de edad, acusada de un delito de encubrimiento
E. G.

Agentes de la Policía Judicial de Salamanca, en colaboración con la Guardia Civil de Lalín (Pontevedra) detuvieron ayer al presunto autor de los disparos que acabaron con la vida del taxista Ángel Sánchez cuando viajaba con un cliente en el barrio de Chamberí, a finales del mes de abril. También han detenido a su madre acusada de un delito de encubrimiento, según informaron fuentes policiales.

El momento del arresto se produjo al mediodía, cuando madre e hijo, de 21 y 47 años y con iniciales M. G. B. y C. B. A., respectivamente, se encontraban en el recinto ferial de Lalín, donde habitualmente instalan un puesto ambulante, actividad a la que se dedican, según las citadas fuentes.

Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Policía Judicial de Salamanca, que en colaboración con la Guardia Civil de Lalín procedieron a la detención de la pareja. La intervención policial resultó complicada ya que al tratarse de un día de mercadillo se congregaron numerosas personas y, además, el joven prestó mucha resistencia al percatarse de la presencia policial, hasta el punto de que dos de los agentes resultaron heridos leves en el forcejeo, según informaron a este periódico fuentes cercanas al caso.

Tras el arresto, los detenidos fueron trasladados al cuartel de la Guardia Civil de Lalín y, posteriormente, a la comisaría de Santiago de Compostela, a la espera de que el juez del Juzgado de Instrucción número 2 de Salamanca, que instruye el caso, determine el momento de su traslado a las dependencias judiciales de la capital para tomarles declaración, probablemente, a lo largo del día de hoy.

Tras el día de los hechos, la madrugada del pasado 27 de abril, en el barrio de Chamberí, los agentes iniciaron una investigación, para localizar al presunto autor de los disparos, uno de los cuales, alcanzó a la cabeza del taxista Ángel Sánchez, falleciendo poco después en el hospital. Fuentes cercanas a la investigación aseguraron a este periódico que el detenido fue localizado desde hace meses pero no han llevado a cabo el arresto a la espera de que el juez dictase la orden, tras recabar todo tipo de pruebas que acrediten la autoría del arrestado. Algunas fuentes señalan que los arrestados son miembros del clan de los mercheros, mientras que fuentes de Galicia apuntan a que los detenidos son naturales y residen en el municipio gallego de Bertamiráns, y de etnia gitana. El ajuste de cuentas es la hipótesis que adquiere mayor fuerza respecto a las causas que llevaron al presunto autor de los disparos, junto a una segunda persona, a disparar contra el cliente del taxi.