Detenidos tras dos robos gracias a que una víctima le cogió la chaqueta y el pasaporte

La comercial calle Toro de Salamanca, bajo la niebla (Foto: De la Peña)

Los autores de los robos son dos hermanos de 19 y 20 años que siempre actúan juntos.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos hermanos varones, de 19 y 20 años de edad, como presuntos autores de dos delitos de robo con violencia, perpetrados entre las 00:40 y las 01:00 horas del pasado sábado, de los que fueron víctimas un varón en la calle Toro y una joven en la calle Padre Astete, cuando iban a sus respectivos domicilios. Uno de los detenidos también ha sido informado de sus derechos como autor de un delito de simulación.

 

En el primero de los robos, la víctima manifestó que cuando circulaba por la calle Toro se le acercaron cuatro jóvenes de aspecto magrebí y, sin mediar palabra, se abalanzaron sobre él, le agredieron, golpeándole con patadas, forcejeando con ellos para tratar de defenderse, cayendo su móvil al suelo, cogiéndolo uno de los agresores, tras lo que todos salieron huyendo del lugar. La víctima les persiguió, cruzándose los agresores con un joven en la calle José Jaúregui, agarrando a uno de ellos de la cazadora, quitándosela su portador y continuando la huída. En la cazadora se encontraba, entre otros objetos, un pasaporte que resultó ser de uno de los agresores, ya conocido policialmente.

 

Unos veinte minutos después la Sala del 091 recibió llamada telefónica en la que una joven refería haber sido víctima en la calle Padre Astete de una agresión en la que varios jóvenes de origen magrebí se habían abalanzado sobre ella, la habían tirado al suelo y la habían golpeado a patadas, arrebatándole el teléfono móvil.

 

Los agentes, conocedores ya de la identidad del titular del pasaporte, detectaron en la calle Miranda y Oquendo la presencia de su hermano, conociendo que siempre se mueven juntos, por lo que se dirigieron hacia él, emprendiendo la huída ante la presencia policial y arrojando al suelo lo que resultó ser un teléfono móvil, por lo que procedieron a su detención. En su domicilio, la víctima reconoció el terminal como el que instantes antes le habían sustraído, haciéndole entrega del mismo en calidad de depósito, a disposición de la autoridad judicial y acompañándola para recibir asistencia de las múltiples contusiones que presentaba como consecuencia de la agresión.

 

El dueño de la chaqueta y titular del pasaporte, recuperados tras el primero de los robos, denunció en Comisaría la sustracción de dichos efectos y de 30 euros, según su versión cuando se encontraba en un establecimiento hostelero de la ciudad, sobre las 04:00 horas, por lo que fue detenido como coautor de los robos y autor de un delito de simulación de delito.

 

Los dos hermanos detenidos, con antecedentes, serán puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia, continuándose las gestiones tendentes a la identificación y detención del resto de los presuntos autores de los hechos.