Detenido un trabajador de mantenimiento de una residencia de Salamanca que aprovechaba su trabajo para robar a los ancianos

El trabajador sacó dinero de las cartillas de los ancianos y compraba ropa y otras cosas

Efectuaba los robos, joyas, dinero e incluso las cartillas de ahorro, tanto en las habitaciones de la residencia como en los domicilios de los residentes tras hacerse con las llaves. 

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Salamanca han detenido a un varón de 43 años, como presunto autor de delitos de robo y hurto, por vender joyas previamente sustraídas. Además efectuar reintegros en cajeros automáticos de entidades bancarias, con cartillas de ahorro pertenecientes a las víctimas.

 

La investigación comenzó por la denuncia del robo en una vivienda propiedad de un matrimonio internado en una residencia de ancianos de la localidad de Villamayor, donde tras la inspección ocular no se apreciaban señales de fuerza. En el domicilio, los hijos de los propietarios notaron la falta de joyas, 600 euros y de una cartilla de ahorro con la que comprobaron que se habían efectuado 22 reintegros en cajeros automáticos por importe total de 13.700 euros.

 

TRABAJADOR DE MANTENIMIENTO EN UNA RESIDENCIA DE ANCIANOS

 

Tras las gestiones practicadas se logró identificar al presunto autor de los hechos, comprobándose que trabajaba en la residencia donde estaban internados los ancianos, desarrollando labores de mantenimiento y colaborando en otro tipo de tareas, lo que le permitía tener acceso a todas las instalaciones, incluidos los cuartos donde duermen los residentes.

 

Su modus operandi habitual era la sustracción de efectos de las habitaciones, principalmente las llaves de los domicilios, donde posteriormente sustraía joyas, electrodomésticos y las cartillas de ahorro, con las que, tras averiguar el número clave, efectuaba reintegros en cajeros de entidades bancarias.

 

También en el transcurso de la investigación se ha conocido que había sustraído joyas a su actual pareja sentimental, cuando acudía al domicilio de ésta.

 

Se ha constatado que parte de las joyas las vendía en un establecimiento de compraventa de la Avenida de María Auxiliadora y que el dinero lo gastaba en compras, actividades diversas y en envíos que realizaba a familiares en su país, Colombia.

 

Entre los lotes de joyas vendidos figuran algunas piezas dentales de oro y otras joyas que, según sus propias manifestaciones, cogía en las habitaciones de la residencia.

 

En el registro efectuado en su domicilio se han intervenido distintos efectos, llaves de domicilios y documentos, algunos pertenecientes a otros ancianos y también prendas de vestir que usaba en las distintas extracciones efectuadas en los cajeros.

 

El varón, que ya fue detenido en septiembre del pasado año 2017 como autor del hurto y posterior venta en un establecimiento de compraventa de oro de joyas que había sustraído en la vivienda de un anciano al que cuidaba, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.