Detenido un hombre que fingió ser policía para entrar en una casa y agredir a su inquilina

Esposado

El arrestado se le imputa un delito de violencia de género.

Un hombre de 39 años, J.C.R.A, ha sido detenido en Vigo como presunto autor de un delito de violencia de género que, supuestamente, se produjo después de que llamase a la puerta de la víctima y asegurase ser policía para que ella le abriese.

La Policía Local ha informado de que los hechos se produjeron a las 11,45 horas de este martes en la zona de Casablanca después de que unos obreros que trabajaban en un edificio cercano asegurasen que habían oído a una mujer que pedía auxilio. Tras desplazarse a la zona, los agentes vieron salir del edificio a un hombre que, al percatarse de la presencia policial, intentó huir aunque fue interceptado a continuación.

El varón, que tenía una orden de alejamiento vigente respecto a una residente en el bloque, aseguró que había acudido a la vivienda para recuperar la tarjeta de transporte público de su madre. Así, mostró a los policías dicha tarjeta e indicó la dirección del piso y los datos de la mujer que vivía en la vivienda.

Mientras otra dotación policial retenía al varón, los agentes se trasladaron al piso y encontraron a una mujer de 24 años de edad que presentaba lesiones en la cara, lloraba y parecía nerviosa. Esta les trasladó a los funcionarios que el detenido había llamado a su puerta y, cuando ella preguntó de quién se trataba antes de abrir, el contestó que era "la policía".

ACCESO A LA VIVIENDA

Además, la víctima aseguró que el presunto agresor la empujó de un modo brusco la puerta en cuanto ella comenzó a abrirla y la golpeó en la cara. Asimismo, comenzó a agredirla y a exigirle la entrega de la tarjeta.

En ese momento, según el relato de la víctima, otro hombre de 28 años que se encontraba en la vivienda comenzó a agredir al detenido, que pudo escapar, mientras que la mujer le entregó la tarjeta para evitar nuevas agresiones.

El varón agredido confirmó la versión de la joven, aunque no quiso denunciar los hechos, y ella, tras ser asistida por personal del 061, manifestó que se trasladaría por sus propios medios para recibir la atención necesaria. Finalmente, los policías detuvieron al hombre y lo trasladaron a dependencias policiales para ser puesto a disposición judicial.