Detenido un hombre ebrio por golpear a una mujer en una terraza porque no aceptó su invitación

El hombre, que había estado jugando toda la mañana del 11 de junio a las máquinas tragaperras y bebiendo, fue detenido en un local de hostelería del paseo de la Estación de Salamanca. Pegó una bofetada a uno de los agentes cuando le trasladaban a las dependencia policiales.

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido en un establecimiento de hostelería del Paseo de la Estación a un varón de 38 años, como presunto autor de delitos de amenazas y de atentado a agentes de la autoridad. La detención se practicó sobre las 15:00 horas del pasado domingo 11 de junio.

 

Los agentes acudieron al establecimiento comisionados por la Sala del 091, a requerimiento del personal y de testigos, que alertaban de que un cliente había agredido a otro. Al llegar al lugar y por manifestaciones recogidas entre los empleados y clientes que se encontraban en la terraza, constataron que un varón que estaba ebrio y llevaba desde primera hora de la mañana en el local, bebiendo y jugando a las tragaperras, había querido invitar a personas que se encontraban sentadas en las mesas de la terraza, insistiendo ante ellos con malos modos, profiriendo insultos e incluso amenazándolos.

 

Una mujer le recriminó su actitud, diciéndole que dejara de insistir y que los dejara en paz, recibiendo como respuesta dos puñetazos, cayendo al suelo desde la silla donde se encontraba sentada, además de ser objeto de insultos y amenazas, por lo que los presentes decidieron requerir la presencia policial.

 

Cuando los agentes se encontraban recabando datos, salió del establecimiento el presunto agresor, comenzando a insultar y amenazar a los funcionarios, negándose a identificarse y desobedeciendo sus indicaciones, empujándoles, amenazando e insultando de nuevo a la víctima de la agresión, por lo que procedieron a su detención y traslado a dependencias policiales, continuando con la misma actitud en el vehículo policial, golpeando a patadas las puertas y la mampara de separación. Una vez en las dependencias propinó una bofetada en la cara a uno de los agentes, cuando estaba llevando a cabo el cacheo de seguridad.

 

El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.