Detenido tras robar un bolso al tirón en la calle Filiberto Villalobos y ser retenido por varios transeúntes

El varón detenido pegó un tirón a una joven que pidió auxilio y un joven salió a la carrera en persecución del ladrón, retenido posteriormente por varias personas hasta que llegó la Policia Nacional de Salamanca. 

Agentes de la Policía Nacional procedieron en la noche del lunes a la detención de un varón de 38 años de edad, de nacionalidad rumana, como presunto autor de un robo con violencia perpetrado momentos antes en la calle Filiberto Villalobos de esta ciudad.

 

Sobre las 23:00 horas se recibió una llamada desde la calle La Alberca de Salamanca,informando de una persona corría detrás de otra, diciendo haber sido víctima de un robo, al tiempo que pedía auxilio.

 

Justo cuando los agentes llegaban al lugar una nueva llamada informaba de una reyerta en la esquina de dicha calle con la calle Batuecas que podía guardar relación con el robo.

 

Al llegar al lugar se encontraron con un varón sentado en el suelo rodeado de varias personas que informaron de que era el presunto ladrón. En el lugar de los hechos se encontraba también una chica, que resultó ser la víctima, en actitud nerviosa y muy alterada.

 

Al parecer el hombre al llegar a su altura mientras caminaba por la calle, agarró un bolso de mano que llevaba en su antebrazo y tiró con tanta fuerza de él que llegó a romper el asa del mismo, ya que la víctima opuso gran resistencia para impedir que se lo arrebatara.

 

Una vez que lo consiguió comenzó a correr mientras la víctima pedía auxilio al grito de:”Por favor que alguien me ayude, que me han quitado el bolso”. Un chico corriendo a mucha velocidad dió alcance al individuo y posteriormente fue ayudado por varias personas más que evitaron su fuga.

 

El detenido al que le constan dos detenciones, una por tráfico de drogas y otra por hurto, pasará a disposición judicial cuando se finalicen las diligencias que se instruyen. La víctima, a pesar de tener dolores en el brazo como consecuencia de la resistencia ofrecida, manifestó no necesitar asistencia sanitaria.