Detenido por segunda vez en Salamanca por insultar y desobedecer a una patrulla militar y a los agentes policiales
Cyl dots mini

Detenido por segunda vez en Salamanca por insultar y desobedecer a una patrulla militar y a los agentes policiales

Se trata de una persona que prácticamente a diario provoca intervenciones policiales y que en esta ocasión se negaba a levantarse de un banco en la Plaza del Oeste y marcharse a casa. 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 50 años, como presunto autor de un delito de desobediencia a agentes de la autoridad, por su reiteración en el incumplimiento de la limitación a la libertad de movimientos, sin causas justificadas, establecida en el Real Decreto de estado de alarma.

 

El detenido insultó y desobedeció reiteradamente las indicaciones efectuadas inicialmente por una patrulla militar y posteriormente por los agentes, comportamiento que por su habitualidad ha exigido diferentes actuaciones policiales, como respuesta a llamadas de ciudadanos, lo que ya motivó hace unos días su detención y puesta a disposición judicial por desobediencia.

 

Los componentes de una dotación policial fueron comisionados por la Sala CIMACC 091 a la Plaza del Oeste, donde una patrulla militar del Regimiento de Especialidades de Ingenieros nº 11, de servicio por el estado de alarma, tenía localizada a una persona que se encontraba sentada en un banco en la vía pública, sin causa de justificación.

 

El hombre se negaba abandonar el lugar pese a ser informado y requerido para ello, llegando a hacer ademán de escupirles cuando se acercaron, manteniendo siempre una actitud provocativa, por lo que habían solicitado la presencia policial.

 

Cuando los agentes llegaron al lugar reiteraron la información y la solicitud de que abandonara el lugar, por el riesgo para la salud que implicaba su actitud, insultándoles y respondiéndoles que su domicilio era la calle y que "iba a estar donde le diera la gana".

 

Los agentes pudieron comprobar tras identificarle que se trata de una persona que prácticamente a diario provoca intervenciones policiales en respuesta a requerimientos de ciudadanos, efectuados desde la vía pública o por encontrarse en instituciones, supermercados, estancos, farmacias o en portales de edificios, donde no solamente incumple la normativa por su presencia injustificada, sino que insulta y amenaza a los presentes y posteriormente a los policías que acuden, desobedeciendo sus indicaciones y resistiéndose a la actuación, lo que ya motivó su detención el pasado día 18.

 

El detenido, al que le constan 21 antecedentes policiales, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia, quién decretó su ingreso en prisión preventiva.