Detenido por llamar 'nazis' a los dueños de un negocio de tatuajes, buzonear insultos y romperles las lunas

Desde el 7 de octubre habían puesto siete denuncias.

Agentes de la Policía Nacional de Salamanca han detenido a un varón de 33 años como presunto autor de un delito de odio, por efectuar comentarios difundidos a través de las redes sociales por razones de ideología, pegar carteles de contenido similar en el negocio que regentan las víctimas y en sus alrededores, efectuar buzoneo de panfletos para tratar de boicotear el mismo, fracturar en diversas ocasiones las lunas del establecimiento e incluso llegar a proferir insultos y amenazas directas hacia ellas.

 

La detención ha sido resultado de la investigación iniciada a raíz de siete denuncias presentadas, a partir del pasado día 7 de octubre, por la titular de un negocio dedicado a realizar tatuajes, en las que hacía referencia a los comportamientos descritos anteriormente, presuntamente motivados por la ideología de un socio suyo, al que en los comentarios difundidos a través de las redes sociales, en los carteles que pegaban en el establecimiento y alrededores y en los panfletos que habían difundido y buzoneado relacionaban como perteneciente a grupos de extrema derecha, con expresiones como “nazi, miembro de ultrasur, falange y demás mierda fascista”, solicitando al tiempo el boicot a su negocio. Además aparecían pintadas en las que se escribía “fuera, primer aviso”, al margen de los actos directos como la fractura de lunas o los insultos y amenazas de los que había sido víctima la denunciante en la misma puerta del establecimiento con la expresión concreta de “nazi hija de puta, te voy a matar”.

 

"La intolerancia mostrada por este tipo de actitudes y comportamientos racistas que atacan los derechos fundamentales, principalmente los principios de libertad y respeto a la dignidad de las personas, se considera como conducta discriminatoria que provoca e incita al odio o la violencia o difunde informaciones injuriosas por pertenencia a grupos o asociaciones determinados por motivos referidos a ideología, religión, creencias, situación familiar, pertenencia a una etnia o raza, origen nacional, sexo, orientación sexual, enfermedad o discapacidad o simplemente aspecto físico", aseguran desde la Policía Nacional en un comunicado.

 

Por las gestiones practicadas se logró identificar al ahora detenido, que presuntamente es integrante de un grupo ideológicamente contrario al que adscriben al socio de la denunciante, que fue citado en dependencias policiales, donde fue detenido como presunto autor de un delito de odio, instruyéndose el atestado por el que será puesto a disposición judicial.