Detenido en Salamanca por simular el robo de un móvil para cobrar el seguro cuando realmente lo había perdido

Móvil (Archivo)

La mujer que se había quedado el teléfono también fue denunciada, en este caso por apropiación indebida. 

La Policía Nacional ha detenido en Salamanca a un hombre que denunció haber sido víctima de un robo con violencia, en el que le habían quitado una mochila con un teléfono móvil recién comprado, además de 180 euros y una chaqueta nueva, cuando la investigación ha determinado que el teléfono lo había perdido y que se lo quedó otra mujer, a la que se le imputa un delito de apropiación indebida.

 

Según fuentes policiales, presuntamente, el hombre dejó el móvil olvidado en un establecimiento de hostelería y presentó una denuncia por robo de su mochila, en la que indicó que llevaba también una chaqueta y dinero en la cartera, para poder cobrar la indemnización de su póliza de seguro.

 

En concreto, el hombre señaló a la Policía que, el día 5 de diciembre de 2019, un varón le había dado un fuerte empujón que le hizo caer al suelo, lo que habría aprovechado para coger su mochila y se dio a la fuga en una moto tipo 'scooter' conducida por otra persona.

 

En el momento de hacer la denuncia presentó un ticket de compra de la chaqueta, así como el justificante de haber retirado la cantidad de 600 euros y los documentos del seguro del teléfono que acababa de adquirir.

 

Ya este mes, la Policía conoció que el teléfono móvil había sido vendido en una casa de compra venta de efectos a primeros de junio de este año y los agentes encargados del caso pudieron dar con los datos del joven que efectúo la venta, quien fue citado en dependencias policiales para dar las explicaciones pertinentes sobre la venta del teléfono.

 

Después, en dependencias policiales se presentó la madre del joven identificado, quien manifestó que es ella la que le había regalado el móvil a su hijo, y que el terminal se lo había dejado olvidado con su caja un cliente en el establecimiento que regenta. Igualmente, reseñó que había borrado varias fotos que había en el teléfono antes de regalárselo a su hijo.

 

Por todo le expuesto, la mujer fue detenida en dependencias policiales como presunta autora de un delito de apropiación indebida y fue puesta en libertad con la obligación de acudir al requerimiento que le realice la autoridad judicial.

 

Ante los hechos expuestos, también fue citado en dependencias policiales el denunciante del robo con violencia e intimidación, para que explicase los hechos denunciados, ya que no presuntamente no fueron como él había manifestado, por lo que después fue detenido y puesto en libertad también con la obligación de comparecer ante la justicia cuando sea requerido.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: