Detenido en el interior de un local al que entró a robar, escondido bajo mesas y sillas de terraza

Sillas y mesas apiladas

Fracturó con dos piedras la cristalera del local de hostelería del Paseo del Progreso e hizo saltar la alarma en dos ocasiones. A la segunda fue cuando le descubrieron. 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 35 años como presunto autor de un delito de robo con fuerza, en el interior de un establecimiento de hostelería del Paseo del Progreso, al que había accedido tras fracturar una cristalera con piedras.

 

Los agentes acudieron sobre las 01:30 horas de ayer, comisionados por la Sala del 091, ya que había saltado la alarma del establecimiento, comprobando a su llegada que una cristalera situada encima de la trapa que protege la entrada había sido fracturada, presuntamente con dos piedras que se encontraban al lado de la misma y que había restos de sangre en el lugar. Tras efectuar una requisa con el dueño del local, comprobaron que no habían accedido al interior.

 

Sobre las 03:00 horas, se desplazaron por segunda vez al establecimiento, al saltar de nuevo la alarma, comprobando que el hueco de la cristalera había sido ampliado, por lo que volvieron a efectuar una requisa, observando que la máquina del tabaco estaba manipulada, encontrando escondido entre mesas y sillas de terraza apiladas al detenido, que presentaba cortes en varias partes del cuerpo presuntamente causados al acceder al interior, por lo que le trasladaron al complejo hospitalario, para su atención médica.

 

Al detenido, que ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia, le constan numerosos antecedentes, preferentemente por ilicitos contra el patrimonio y las últimas cuatro detenciones se han practicado desde diciembre del pasado año 2017, todas ellas por delitos de robo.