Detenido el empresario que introdujo en Castilla y León carne ilegal de caballo diciendo que era de vacuno

El empresario detenido en la operación contra el tráfico de carne de caballo.

La Guardia Civil detiene al rey de la carne de caballo, el empresario holandés implicado en la red de venta de carne de caballo no apta para el consumo desmantelada por un juzgado de Ponferrada.

La Guardia Civil ha vuelto a detener en Calpe (Alicante) a Johannes Fasen, un holandés acusado de liderar desde España una red que llevó a cabo la mayor estafa europea ligada al comercio de carne de caballo no apta para el consumo. El arrestado ha sido puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, ya que está requerido por las autoridades judiciales francesas.

 

Es el mismo empresario que ya fue detenido en una operación instruida por los juzgados de Ponferrada por la venta de carne de caballo no apta para el consumo humano, y que tenía en Castilla y León su epicentro. Hubo varios detenidos entre veterinarios particulares y de la Junta y tres mataderos en Astorga, Toreno y Segovia se encargaban del sacrificio de los animales

 

El escándalo de la carne de caballo conocido como 'Horsegate' saltó en el año 2013 al descubrirse que una importante cárnica francesa había vendido cientos de toneladas de carne de caballo haciéndola pasar por ternera y con la que se fabricaban platos precocinados como lasañas, musakas o chili. La trama, descubierta inicialmente en Reino Unido, extendía sus tentáculos en más de una docena de países, donde algunas reconocidas marcas de comida precocinada habrían utilizado esta carne en la elaboración de millones de platos, según ha recordado este miércoles la Guardia Civil.

 

El dueño de la empresa cárnica francesa ha sido condenado por estos hechos junto con el ahora detenido, que actuaba como intermediario junto a otro ciudadano de origen también holandés. Johannes Fasen, que residía en Calpe, ya había sido detenido por la Guardia Civil en el marco de la 'operación Gazel' desarrollada en julio de 2017, encontrándose, hasta el momento de la última detención, en libertad provisional a la espera de juicio.

 

La 'operación Gazel' fue desarrollada por la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente del SEPRONA de la Guardia Civil en julio de 2017. Se centró en la venta de carne de caballo no apta para el consumo humano al no estar sometida a los controles preceptivos que deben pasar este tipo de productos.

 

La desarticulación de esta organización se saldó con la detención de 65 personas entre propietarios de mataderos, veterinarios (particulares y de la Junta de Castilla y León) y ganaderos, además del líder de la trama, el ahora detenido por reclamación de las autoridades francesas. Tres mataderos en Astorga, Toreno y Segovia se encargaban del sacrificio de los animales

 

 

 

Los hechos por los que fue detenido en España en el marco de la 'operación Gazel' son similares a los que le han hecho ser condenado en Francia por el Tribunal de Grande Instance de Paris. Ante la posibilidad de que el condenado pudiese evadirse de la acción de la justicia, "dados los ilimitados recursos de los que dispone", las autoridades francesas solicitaron su detención, iniciándose una investigación para la localización del reclamado el pasado 23 de julio en la localidad alicantina de Calpe.

 

La operación ha sido realizada por el Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa de forma conjunta con el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil.