Detenido dentro de un coche en un garaje porque "no tiene donde dormir"

La Policía le devolvió el DNI, que se le había caído al tratar de robar el bolso a una joven.

Agentes de la Policía se personan en la tarde del miércoles 7 en un garaje comunitario, ya que según llamada recibida en la Sala de Operaciones del 091 de esta Comisaría, en el interior se encontraba un hombre que vestía una sudadera gris con capucha y llevaba unas piedras y una barras de hierro y trataba de entrar el mismo. Que le ha indicado que no entrara, pero ha hecho caso omiso a las indicaciones, y finalmente ha entrado.

 

Una vez en el lugar los agentes actuantes se entrevistan con la persona que llamó a la Policía y realizan una inspección en el aparcamiento con el fin de localizar al varón. En la plaza de garaje número 5, la cual dispone de persianas de cerramiento, observan como una de ellas se encuentra totalmente abierta y otra de ellas aproximadamente un tercio. Ante lo observado, entran en dicha plaza y en el coche aparcado en su interior ven en las plazas delanteras un varón tumbado en las mismas, tratando de ocultarse. Le solicitan que salga y al realizar una inspección del vehículo localizan en el suelo dos barras metálicas y debajo del asiento del conductor un albúm de fotos, y una carátula de un radio casete de automóvil, así como en los bolsillos del varón dos piedras. Este les manifiesta que vive en la calle y no tiene donde dormir, y ese el motivo de haberse introducido en el vehículo y que las barras y las piedras las lleva para defenderse.

 

Los agentes también localizan en el suelo al lado de la entrada a la plaza de garaje, un tirador de una de las persianas que sirven de cierre.

 

Por los hechos expuestos, los agentes procedieron al detención del varón como presunto autor de un delito de robo con fuerza, siendo informado verbalmente de los derechos que le asisten y del motivo de la detención, procediendo a su traslado hasta dependencias policiales con el fin de continuar con las gestiones y trámites oportunos.

 

Se significa que en estas dependencias se encontraba una cartera con documentos varios y DNI a nombre del varón que resultó detenido, la cual había sido entregada al vigilante del Hospital Clínico por un taxista que la había recogido, el cual manifestó que se le había caído a un varón que había intentado arrebatar el bolso a una joven sin conseguirlo, y al huir la se le había caído. La cartera y los efectos son mostrados al detenido y lo reconoce como de su propiedad, haciéndole entrega de la misma.   

 

Al detenido le constan nueve detenciones por hechos similares, así como varias requisitorias judiciales ya cesadas también por delitos contra la propiedad, y alguna de ellas por robo con violencia e intimidación.

 

El detenido una vez finalizadas las diligencias pasó a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Salamanca.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: