Detenidas nueve personas por 21 robos en bares y centros públicos en Madrid, Salamanca, Zamora y Valladolid

La operación, denominada 'Spark' -por la marca de uno de los vehículos utilizados, un Chevrolet Spark-, se inició el pasado mes de noviembre

Efectivos de la Guardia Civil han detenido a nueve personas que formaban una red organizada a la que se considera responsable de 21 robos en bares, colegios y centros sociales de Madrid, Salamanca, Zamora y Valladolid

La operación, denominada 'Spark' -por la marca de uno de los vehículos utilizados, un Chevrolet Spark-, se inició el pasado mes de noviembre cuando la Guardia Civil constató que se había producido un incremento de robos en establecimientos de hostelería y colegios públicos en núcleos de población pequeños bien ubicados con respecto a las principales vías de comunicación.

Los detalles de la investigación los han ofrecido, junto a responsables de la Guardia Civil, el nuevo delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, quien ha felicitado a los miembros de la Benemérita por la operación y ha cedido la palabra al subdelegado en funciones en Valladolid, Cecilio Vadillo, quien ha destacado el trabajo realizado por la Policía Judicial del Instituto Armado.

La operación, que ha culminado con las detenciones practicadas el día 12 de enero en Valladolid, se ha llevado a cabo tras un dispositivo de vigilancia que permitió a los agentes observar en varias ocasiones un vehículo que les resultó sospechoso.

A partir de ese dato, los investigadores de la Guardia Civil establecieron numerosos apostaderos, seguimientos y vigilancias descubriendo que existía una banda organizada que cometía robos en establecimientos de hostelería y lograron conocer el modus operandi.

En concreto, la organización criminal localizaba sus objetivos en poblaciones pequeñas y bien comunicadas, cercanas entre sí o en la misma ruta planificada. Posteriormente, se desplazaban siempre de noche -podían cometer cuatro o cinco robos en la misma noche- y, cuando los establecimientos se encontraban cerrados al público, forzaban sus puertas y sustraían el dinero en efectivo, la recaudación de máquinas y objetos de valor de pequeño tamaño, continuaban su marcha hasta otro establecimiento de la misma localidad y/o otra cercana en su ruta planificada.

Los desplazamientos los hacían en coches previamente alquilados, a nombre de terceras personas, sin antecedentes y que cambiaban con relativa facilidad, lo que dificultaba la labor policial, al igual que con otras medidas de seguridad para entorpecer la investigación de la Guardia Civil.

La Benemérita, identificó a todos los miembros del grupo y esperó al momento oportuno para iniciar las detenciones, el pasado día 12 de enero, en torno a las 8.00 horas, cuando se les interceptó mientras regresaban de cometer hechos delictivos en la provincia de Zamora.

Piso franco
El grupo disponía de un piso en Fuensaldaña (Valladolid), alquilado a nombre de una tercera persona, que no actuaba en los hechos delictivos ni poseía antecedentes anteriores, de forma que cuando regresaban de cometer los hechos delictivos, antes de ir a sus casas, en el barrio de las Flores de la capital vallisoletana, depositaban lo robado en el piso.

En concreto, los detenidos son J.L.R.D, alias 'Pipi', de 30 años; M.A.P.M, alias 'Mofeta', de 32 años; A.S.N, de 20; R.J.R, de 29 años; N.S.S, de 32; la pareja formada por la mujer S.D.G, de 52, y el varón S.R.M, de 65 años; L.R.D, de 31 años, y E.V.G, todos ellos vecinos de Valladolid.

Se da la circunstancia de que 'Pipi' es hermano de Roberto R.D, alias 'El Pirri', integrante de la conocida como la 'Banda del Mazo' y condenado por disparar a otra persona con una escopeta. En la operación además se ha detenido a otra hermana de ambos, L.R.D, y a sus padres, S.D.G. y S.R.M.

Entre los detenidos destacan múltiples antecedentes, especialmente en 'El Mofeta', con medio centenar, o R.J.R, con 25, entre ellos un apuñalamiento y un homicidio doloso, mientras que 'Pipi' cuenta en su haber con 18. Fundamentalmente en la mayor parte de los casos los antecedentes están relacionados con delitos contra el patrimonio, entre otros.

En el momento de su detención se les intervinieron unos 3.000 euros en metálico, dos pasamontañas, barras metálicas y varias herramientas utilizadas para cometer los delitos.

Tras realizar un registro en el piso de la localidad de Fuesaldaña, se intervinieron numerosos objetos procedentes de los robos cometidos, entre los que destacan unos 2.000 euros en monedas, un equipo de música, seis cámaras de fotografía, dos discos duros, cuatro teléfonos móviles, varias cajetines y tolvas de máquinas tragaperras, herramientas para forzar las puertas y máquinas de los bares y varios pasamontañas para evitar ser identificados cuando cometían los hechos delictivos.

Todos los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Valladolid como presuntos autores de 21 robos con fuerza en las cosas, aunque no se descarta su implicación en otros hechos delictivos que la Guardia Civil investiga en estos momentos. La mayor parte han quedado en libertad con cargos, según fuentes cercanas al caso, excepto R.J.R, que tenía una requisitoria por un intento de homicidio en Peñaranda de Bracamonte (Salamanca) y además facilitó una identidad falsa al ser detenido.

Uno de los primeros hechos delictivos que se le atribuye a este grupo se produjo el 14 de noviembre de 2011, en la localidad de Santovenia de Pisuerga (Valladolid), donde sustrajeron un perro de raza Yorkshire y donde se pudo observar el coche que da nombre a la operación.

Posteriormente, se sucedieron diversos robos en localidades vallisoletanas como Zaratán, Cigüñuela, Geria, Fuensaldaña, Villanueva de Duero y San Pedro de Latarce; en la madrileña de Colmenar Viejo, en un área de servicio; en las salmantinas de Alba de Tormes, Béjar, Ájeme, Sieteiglesias de Tormes; Zamora capital y Benavente.