Detenida la presunta autora de la muerte de un anciano al que drogó para robarle en Salamanca

El subdelegado de Gobierno en Salamanca, Javier galán, acompañado del comisario de Salamanca, Francisco Martín, y de los Policías responsables de la investigación (Foto: T.G.).

Ya había sido detenida hace dos años por abordar al mismo hombre. Ha actuado de la misma forma en, al menos, ocho hechos probados desde 2013.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a las 12:00 horas del pasado lunes a una mujer de 49 años como presunta autora de la muerte de un varón de 94, al que habría suministrado una sustancia psicotrópica durante la tarde del pasado sábado, para provocar su inconsciencia y robarle en su domicilio, sito en la calle Iscar Peyra. Dicha sustancia originó el ingreso del anciano en el complejo hospitalario de Salamanca, donde falleció la tarde del domingo.

 

A las 22:15 horas del pasado sábado, la Sala del 091 comisionó a una dotación policial al citado domicilio, respondiendo a llamada de la cuidadora del anciano, que es invidente y al que lleva asistiendo más de 20 años, al encontrarlo sentado en una silla de la cocina, con la cabeza apoyada en el frigorífico, inconsciente. Al llegar los agentes al lugar y como la víctima no respondía a requerimientos ni estímulos, solicitaron la presencia de una UVI móvil del 112, que le trasladó al complejo hospitalario, donde quedó ingresado. A las 20:25 horas del domingo, día 15, se comunica a la Comisaría su fallecimiento, notificando el siguiente parte: “ÉXITUS POR INTOXICACIÓN POR BENZODIAZEPINA QUE CURSA CON PROBABLE ENCEFALOPATÍA HIPÓXICO-ISQUÉMICA Y NEUMONÍA IZQUIERDA POR BRONCOASPIRACIÓN SECUNDARIA”.

 

Por las manifestaciones de la cuidadora, los agentes tienen conocimiento de que cuando llegó, la puerta del domicilio estaba abierta y encima de la mesa de la cocina estaban las llaves de la vivienda, cartillas y documentos bancarios y la cartera vacía de la víctima, además de documentos esparcidos por el baño. También conocieron que en noviembre del año 2013 había sorprendido a una mujer huyendo precipitadamente del domicilio, donde había acompañado a la víctima, la había empujado y tirado al suelo, apoderándose del dinero que llevaba, apareciendo, como en esta ocasión, documentos bancarios esparcidos por el suelo de la cocina y el baño. En aquella ocasión los vecinos del inmueble impidieron a la autora que lo abandonara hasta la llegada de la policía, que procedió a su detención.

 

Las gestiones policiales se centran en la averiguación de las rutinas de la víctima, comprobándose que en la tarde de los hechos había sido visto por diferentes testigos en la calle Prior y en un establecimiento de comida rápida de la Plaza del Corrillo, al que acude regularmente, acompañado en ambas ocasiones de una mujer cuya descripción coincidía con la que fue detenida en el 2013, corroborándose posteriormente por declaraciones prestadas por empleados del establecimiento y por un agente policial libre de servicio, que también les había visto juntos en la Plaza Mayor a las 18:00 horas de ese mismo día.

 

Las investigaciones permitieron averiguar que la presunta autora residía en una calle céntrica de esta ciudad, donde se desplazaron agentes, sin que la mujer les abriera la puerta, a pesar de identificarse como tales, por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia estática, solicitándose mandamiento de entrada y registro al Juzgado de Instrucción Uno de Salamanca, en funciones de guardia. Tras ser autorizado, se practicó el registro a las 11:55 horas del pasado lunes, procediéndose a la detención de la mujer y a la intervención de medicamentos y envases que están siendo sometidos a análisis periciales por servicios policiales. Además se han intervenido, entre otros efectos, corbatas, relojes y teléfonos móviles que, tras las investigaciones realizadas, han permitido considerar a la detenida como presunta autora de otros ocho delitos que han sido denunciados en esta Comisaría a partir de octubre del año 2013.

 

Las diligencias de investigación han permitido probar la presencia de la detenida en el domicilio de la víctima la tarde de los hechos y su participación en el resto al recuperarse efectos que habían sido denunciados por las víctimas, incluso lotes de joyas procedentes de los robos, que había vendido en un establecimiento de compra-venta de joyas.

 

La detenida, a la que le constan 12 antecedentes por distintos hechos delictivos, ha empleado en su comisión idéntico “modus operandi”: Tras establecer contacto con las víctimas, generalmente varones de edad avanzada o que se encuentran solos o consideraba vulnerables, conseguía que la acompañasen a algún establecimiento para tomar algo o a sus domicilios, aprovechando algún descuido para echar alguna sustancia estupefaciente en la bebida, dejando a las víctimas en estado inconsciente durante horas o, en algunos casos, durante días, dependiendo de la cantidad ingerida o de sus condiciones físicas, aprovechando su estado de indefensión para robarles o, si estaban en la calle, apoderarse de las llaves de los domicilios, desvalijando posteriormente los mismos.

 

 

En cuanto a la sustancia utilizada, detectada en el hospital en el fallecido el pasado domingo y en los análisis efectuados a las víctimas de otros hechos denunciados, es la benzodiazepina, un psicotrópico que actúa como depresivo del sistema nervioso central, produciendo efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, miorrelajantes   y amnésicos, hasta el punto de que algunas víctimas se han despertado en el hospital, sin recordar en ocasiones lo sucedido.

 

La detenida ha sido puesta a disposición judicial durante la mañana de hoy, continuándose las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos y de otros en los que pueda haber participado.