Detalles de Santa Marta y Guijuelo, que todavía evidencian falta de ritmo

AMBIENTE. Buena entrada en el San Casto donde el público, aunque no fue un partido brillante, se lo pasó bien. LOS GOLEADORES. Garban marcó ante sus ex y Abajo empató antes del descanso
D. G.

El Santa Marta y el Guijuelo disputaron en el San Casto el primer encuentro de pretemporada para ambos en el que tanto chacineros como tormesinos demostraron que aún les queda mucho por rodar en el mes que resta para el inicio de la competición oficial.

Tanto Peque como Cazalilla dieron minutos a casi todos sus hombres, incluidos varios canteranos que dejaron algún detalle de calidad sobre el césped del San Casto.

Comenzó el encuentro con un tanto tempranero anotado curiosamente por Garban, que este verano dejó las filas del Santa Marta para enrolarse en el Guijuelo. El delantero chacinero culminó una buena acción de Juanmi para poner el 0-1 a los doce minutos. A partir de ahí, el encuentro se igualó y el Santa Marta empezó a rondar la portería de Ímola con peligro. Nacho Sánchez pudo lograr el empate en una buena oportunidad, pero fue Víctor Abajo, a los cuarenta minutos y después de un buen servicio de Adrián el que estableció la igualada.

En la segunda mitad, Cazalilla dispuso un once completamente nuevo y Peque también se apuntó al carrusel de cambios. El Guijuelo quiso imponer su ley y se acercó a la portería de Pedro, gozando de buenas oportunidades sobre todo a balón parado. Al final, el Santa Marta equilibró el partido y el empate fue justo.