Desesperación a las puertas de la Junta: La familia desahuciada lucha por conseguir una vivienda cercana a la capital
Cyl dots mini

Desesperación a las puertas de la Junta: La familia desahuciada lucha por conseguir una vivienda cercana a la capital

Los niños de Adolfo y Cristina

El matrimonio desahuciado en Salamanca ha presentado en la Junta de Castilla y León un 'recurso' para no tener que desplazarse hasta Villavieja de Yeltes y que la vivienda les sea facilitada más cerca de Salamanca, donde aseguran, pueden encontrar trabajo con más facilidad.

La Junta de Castilla y León ha ofrecido una vivienda de alquiler social en la localidad de Villavieja de Yeltes a Adolfo y Cristina, la familia salmantina que a instancias del Ayuntamiento de Salamanca, el juez paró un desahucio que tenía que haberse producido el pasado día 5 de junio.

 

Adolfo, padre de dos niños entre uno y dos años no se rinde y se ha plantando a las puertas de la Junta de Castilla y León donde debe firmar el contrato de dicha vivienda: "No voy a renunciar a la casa, voy a intentar que el juez aplace el desahucio y el Ayuntamiento busque la vivienda dentro de nuestro municipio", un "derecho" que aseguran "negarme, Villavieja está casi en Portugal y nosotros estamos intentando encontrar un trabajo aquí, allí va a ser más difícil", asegura.

 

Cabe recordar, que desde el Consistorio se intervino para saldar la deuda del alquiler que tenía la pareja y se comprometió a dar una solución a su situación antes del plazo de un mes, ya que el día 5 de julio deben abandonar su vivienda.

 

Adolfo y Cristina y su dos niños llevan meses residiendo en una vivienda en la calle Diego Hurtado de Mendoza, en el conocido barrio salmantino de Pizarrales. Sin luz y sin agua; y hasta que se hizo cargo el Consistorio charro, "debíamos varios meses de alquiler", lamentan pensando en sus dos peueños.

 

Ambos están en paro, "con unos ingresos de 426 por el PAE desde marzo no podíamos hacer frente a los gastos". Ahora, la Junta les ofrece una vivienda en Villavieja de Yeltes, a unos 80 kilómetros de Salamanca.

 

Ahora, piden a distintas instituciones su intervención para conseguir una casa más cercana. Según la documentación facilitada por esta familia, el pasado día 24 de junio se les convocó por el Servicio Territorial de Fomento para notificarles la vivienda ofertada. Una casa cuya renta mensual es de 41,54 euros al mes, más los gastos de suministros, y que "no cuenta con muebles". 

Noticias relacionadas