Descontrol en la Policía Local: una caja con objetos de 2016 que 'vuela' en pleno cuartel de Salamanca

Cuartel de la Policía Local de Salamanca.

La Policía Local admite que ha desaparecido una caja con objetos recogidos en el cuartel en 2016. Estima su valor en 500 euros y busca responsables entre los agentes. La oposición, asombrada con el descontrol.

"Hay un descontrol que no es normal, de la Policía no te esperas esto". Esta frase, pronunciada por uno de los asistentes a la comisión informativa del área de este miércoles, resume el sentir general entre los grupos de la oposición por un asunto, el del "extravío" de objetos en el cuartel de la Policía Local de Salamanca, con muchas incógnitas y zonas en sombra.

 

La comisión de Policía, celebrada a primera hora de la mañana del miércoles, se anticipaba tensa e intensa, y así ha sido. La sesión ha generado consenso entre los grupos de la oposición, y una extraña postura por parte del equipo de Gobierno: nadie sabe nada. En su lugar, el jefe del cuerpo, José Manuel Fernández, ha arrojado algunas certezas en el transcurso de la sesión.

 

Tal y como ha podido confirmar TRIBUNA, el jefe policial habría reconocido que ha desaparecido una caja con objetos. Se trata de parte de lo que los ciudadanos depositaron en la oficina de Objetos Perdidos durante 2016. Se han dado cuenta que faltaba al ir un ciudadano al reclamar cosas porque, según la norma, si tú depositas algo allí y no se encuentra al dueño en dos años, es tuyo y lo puedes reclamar. También ha desaparecido el inventario en papel en el que estaba reflejado lo que había en esa caja; se ha recuperado gracias a que había copia informática.

 

Según las revelaciones hechas en la comisión, el valor de lo desaparecido no llega a 500 euros ya que todo lo valioso se guarda en una caja fuerte. A pesar de ello, se está haciendo un arqueo entre aproximadamente 1.500 registros de objetos entrados aquel año en la oficina para comprobar qué es lo que falta.

 

En cuanto a la autoría de lo ocurrido, el equipo de Gobierno asegura que ha abierto una información reservada, un proceso interno para aclarar circunstancias disciplinares o de funcionamiento. Al lugar acceden dos personas de limpieza y los agentes asignados al servicio: el jefe policial habría descartado que el personal de limpieza pueda ser responsable de cualquier desaparición. Son cuatro los agentes que han tenido acceso al lugar en las fechas de desaparición, tres de ellos se han jubilado en el reciente proceso de jubilaciones anticipadas de este mes de enero.

 

Esta zona del cuartel tiene una cámara de videovigilancia pero no apunta directamente al lugar; se ha pedido poder acceder a las imágenes disponibles.

 

Con todo, la oposición no está ni mucho menos conforme. Cs y PSOE quieren llevarlo a Fiscalía y que la investigación no se haga desde el propio cuerpo, como pretende el consistorio. La oposición al completo califica esto como un descontrol. El actual concejal de Policía, Emilio Arroita, ha dicho no saber nada del asunto porque él acaba de ser nombrado; tanto él como su antecesor, según concejales de PSOE, Cs y Ganemos, dicen no saber nada del cierre de la oficina o de la desaparición. A ello hay que sumar los cierres alternos en días de la oficina, algo de lo que el equipo de Gobierno también ha mantenido no tener conocimiento.

 

Ante esta situación, el PSOE ha pedido la dimisión o el cese del jefe del cuerpo y ha unido su destino al del alcalde García Carbayo, al que considera responsable si cesa al jefe policial.

Noticias relacionadas