Descontrol en la noche previa al toque de queda en Salamanca: Casi 80 denuncias por saltarse las normas
Cyl dots mini

Descontrol en la noche previa al toque de queda en Salamanca: Casi 80 denuncias por saltarse las normas

Policía Local y Policía Nacional acuden a 38 avisos por ruidos en pisos y una multa a un local por permitir una reunión. Además se levantaron dos actas por botellones y hubo varias multas por no llevar mascarilla. 

La noche del vierne al sabádo, la última del confinamiento perimetral y restricción de horarios en Salamanca previa al toque de queda, ha terminado con numerosas intervenciones de la Policía que interviene con unas pautas muy claras de lo que puede y no permitir y cómo actuar.

 

Numerosas intervenciones por ruidos en pisos, además de levantar actas por no llevar la mascarilla, permitir reuniones privadas en locales, botellones o actas por saltarse el control perimetral. En total, casi 80 denuncias, cifra casi de récord y que confirma que hay muchos que como dice el vicepresidente Igea no se han enterado de la gravedad de la situación. 

 

Este es el resumen de las intervenciones:

 

29 actas/denuncias por no llevar mascarilla.
38 actas/denuncias por reuniones en espacios privados (pisos).
2 actas/denuncias por botellones.
1 actuación por reuniones en espacios privados (locales).
8 actas/denuncias por control del cierre perimetral.

 

De nuevo los agentes han pasado la noche de piso en piso, ya que la fiesta se traslada a domicilios particulares en cuanto cierran los bares. Pero los pisos no son el único problema porque también se mantienen algunos empeñados en realizar botellón o hay reuniones en locales privados.

 

El número de fiestas en pisos se suele disparar durante el fin de semana. En el primer fin de semana del confinamiento el número de avisos por fiestas en pisos se ha disparado durante el fin de semana. Del jueves al viernes fueron seis los pisos desalojados más 20 avisos por ruidos. Del viernes al sábado, la noche terminó con ocho actuaciones en pisos por superar el límite de 6 personas en su interior y otros nueve avisos por ruidos. Y la noche de sábado a domingo hubo 45 avisos por ruidos y trece denuncias en un mismo piso por incumplir el límite de reuniones de seis personas.