"Desconocemos el impacto que la Covid-19 va a tener sobre el pronóstico de los pacientes con cáncer"

En el caso concreto del cáncer de mama, los retrasos en el seguimiento de las pacientes han sido en general escasos y sin influencia en el curso de la enfermedad.

César Rodríguez, oncólogo en el hospital de Salamanca (Foto: T. Navarro)

La crisis sanitaria del coronavirus ha tenido un gran impacto en Salamanca, como en el resto del país y el mundo, con cientos de miles de personas afectadas de forma directa por el virus, pero sus consecuencias también han afectado de forma indirecta a otras tantas.

 

Durante los primeros meses de la pandemia los recursos sanitarios se organizaron de forma que operaciones no urgentes e incluso las pruebas diagnósticas, quedaron en suspenso para concentrar todos los recursos humanos y materiales en la lucha contra la Covid-19.

 

Sobre esto, habla César A. Rodríguez, oncólogo en el Complejo Asistencial Universitario de Salamanca, quien deja claro que "no tenemos datos concretos que nos indiquen que en el caso del cáncer de mama haya habido retrasos significativos o pacientes que se estén diagnosticando de manera muy tardía". "Sabemos que durante la crisis se han demorado algunas pruebas y algunas intervenciones, pero no necesariamente los retrasos que se han dado han de influir en el pronóstico de las pacientes".

 

El especialista del Servicio de Oncología Charro que dirige el doctor Juan Jesús Cruz, destaca que hay sociedades científicas, como por ejemplo, la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) o el Grupo Español del Cáncer de Mama, que aseguran que "hay datos que abordan que la crisis Covid-19 podría haber demorado los diagnósticos durante los meses de la crisis". "Tendremos que esperar a los próximos meses para conocer que influencia puede haber tenido esta situación en cifras de incidencia y de mortalidad por cáncer". 

 

Añade que lo que "no" se sabe, es si ese retraso en el diagnóstico, que puede estimarse en dos o tres meses, tiene posteriormente un impacto verdadero en el pronóstico de las pacientes. En el caso concreto del cáncer de mama, dice, "es un tumor que clínicamente, salvo algunos tipos muy concretos, no tiene una evolución explosiva", por lo que una demora en el diagnóstico que no vaya más allá de "ocho o doce semanas, puede que finalmente no tenga un impacto en el pronóstico".

 

Donde sí que podría tener efecto es en la "carga asistencial". Se acumulan las pacientes del momento actual con las que han venido con cierto retraso, lo que puede suponer una importante carga de trabajo para todos los profesionales implicados.

 

La Covid-19, no modifica tratamientos 

En lo que se refiere a si la pandemia ha modificado los tratamientos que hayan podido perjudicar a las pacientes con cáncer, César A. Rodríguez se muestra tajante, "en Salamanca no". Todos los tratamientos para el cáncer en general y para el cáncer de mama en particular que estaban en curso se han mantenido como norma general, "extremando las medidas de seguridad y de control de los pacientes". 

 

Eso sí, en determinadas situaciones se han generado mecanismos para evitar que el enfermo fuera al hospital cuando no era estrictamente necesario. "Hay pacientes con tratamientos orales, que si estaban estables, se han controlado mediante asistencia telefónica, y junto con el Servicio de Farmacia, que ha tenido una colaboración importante, les enviábamos la medicación hasta sus casas". Mantienen el tratamiento sin exponer al paciente. 

 

Lo mismo ha pasado con las revisiones, con aquellas personas estables, sin riesgo de empeoramiento, "se hacen llamadas telefónicas, si los análisis están bien y las pruebas son normales y no se les hace venir al hospital, simplemente les comunicamos que todo está normal y se programa el seguimiento posterior". 

 

Retrasos en mamografías 

En lo que se refiere a los retrasos en pruebas, César A. Rodríguez, dice que "si es verdad que ha habido retraso de las revisiones, especialmente en las mamografías y las posteriores citas para sus resultados". Lo cierto es que ese retraso se ha situado solamente en torno a un mes, "pero esto no impacta para nada el riesgo en pacientes en largo seguimiento. Que una paciente en revisiones se haga la mamografía, en vez de en doce meses, en trece no influye para nada en su seguimiento y en este sentido hay que tranquilizar a las pacientes". Recuerda que el Servicio de Radiodiagnóstico está haciendo un esfuerzo enorme por hacer pruebas y es necesario reconocerlo.

 

Todo ello ha llevado a que en el servicio de Oncología, "hagamos un esfuerzo por ver resultados con la menor demora posible". Ahora, la organización asistencial continúa con un modelo mixto, "los pacientes que están entrando en tratamiento o que tienen que venir porque la prueba lo requiere los vemos de forma presencial, pero todavía mantenemos un conjunto de pacientes, en revisiones y seguimiento, de pacientes que si todo está bien y no hay recaída hacemos consulta telefónica". 

 

Controles estrictos 

Control estricto para que cualquier positivo en Covid-19 no se cuele en oncología. "Todo paciente que ingresa tiene que hacerlo con una PCR negativa que garantice que no está infectado y lo más importante, todas las pacientes que entran al Hospital de Día para recibir tratamiento están siendo sometidas a PCR y serología". Da especial importancia a que estos procedimientos de control se han hecho en colaboración estrecha con la Dirección del Centro, el  Servicio de Hematología y destaca el papel que en este aspecto han tenido como responsables del diseño del circuito Los Dres Juan J. Cruz y Edel del Barco, así como los responsables de Enfermería. 

 

Finalmente, cabe recordar que hay algunos datos nacionales que estiman que el número de nuevos pacientes se ha reducido en torno al 30% lo que ha provocado también un retraso en el diagnóstico, aunque el doctor Rodríguez, deja claro que en Salamanca ha sido probablemente menor, "en los próximos meses habrá que ver los datos de las estadísticas de las consultas y comprobar estas cifras".

Comentarios

NO MIENTAN MAS 01/08/2020 10:01 #1
TITULAR LA PALABRERIA NO CURA NI DIAGNOSTICA, CUALQUIER RETRASO EN DETECTAR LA ENFERMEDAD ES IR EN CONTRA DE SU EVOLUCION POR MUCHO QUE LOS ONCOLOGOS U OTROS EXPECIALISTAS VENDAN ESPERANZAS, QUE DEJEN DE MANIPULAR Y ENGAÑAR TODA ENFERMEDAD SI NO SE LA TRATA A TIEMPO ES EVOLUTIVA, Y EN ESTOS TIEMPOS YA SOBRA LA CONSULTA POR TELEFONO, YA HAY QUE PENSAR EN DIVIDIR ZONAS CON TOTAL NORMALIDAD TRATANDO A LOS PACIENTES DE FORMA PRESENCIAL, Y ZONAS DE RIESGO POR LA PANDEMIA, HAY CONSULTAS QUE DEBIERAN ESTAR TRABAJANDO PRESENCIALMENTE Y AL DIA, Y HAY OPERACIONES MUY RETRASADAS QUE MAS QUE MEJORAR LA SALUD DE LOS PACIENTES SE AGRABAN Y EN CASOS SIN REMEDIO, ES MUY LAMENTABLE QUE CUANDO ACUDES A URGENCIAS POR QUE NO HAY OTRA MANERA DE SER ATENDIDO POR UN MEDICO TE DIGA, COMO NO A VENIDO ANTES, SI VIENE UNA HORA DESPUES NO LO CUENTA, O ESTO YA ESTA DEMASIADO AVANZADO Y NOS TEMEMOS LO PEOR, SI LLEVAMOS MESES CON EL TELEFONO Y SIEMPRE LO MISMO TOME ESTO O TOME LO OTRO, PERO SIN SER ATENDIDO PRESENCIAL, POR ESO QUE NO LO VENDA ASI CON LA SALUD NO SE JUEGA, DIVIDAN LAS ZONAS Y EMPIECEN A TRABAJAR DE FORMA PRESENCIAL

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: