Desarticulada una trama que estafaba durante las revisiones del gas en Salamanca

La denominaban 'operaciĂłn Latiguillo' y su actividad iba dirigida fundamentalmente a personas de avanzada edad

Según ha dado a conocer el Instituto Armado, la denominada 'operación Latiguillo'", que ha logrado esclarecer delitos en Ávila (16), Salamanca (4), Cåceres y Toledo, ha culminado con la imputación de trece personas físicas y dos jurídicas.

Esta operación, puesta en marcha a principios de aùos tras la detención de dos personas en el sur de Ávila, ha permitido conocer esta forma de actuar por parte de unas empresas que podrían haber obtenido unos beneficios económicos superiores a los 550.000 euros, entre las estafas, las deudas pendientes con la Agencia Tributaria y las posibles irregularidades cometidas contra la Hacienda Pública.

Su actividad iba dirigida fundamentalmente a personas de avanzada edad, por lo que actuaban en poblaciones pequeĂąas en las que era "mĂĄs fĂĄcil localizar a sus vĂ­ctimas y que ĂŠstas se encontrasen solas y por tanto mĂĄs vulnerables". Asimismo, operaban en congregaciones religiosas, de las que disponĂ­an un listado "para saber dĂłnde debĂ­an dirigirse".

Precisamente de una de esas actuaciones al sur de la provincia de Ávila partieron las investigaciones a principios de febrero, cuando la Guardia Civil detuvo en Candeleda a dos hombres como supuestos autores de un delito de estafa continuada.

Se hacían pasar por operarios de una compaùía de gas y cobraron facturas por valor de 2.639 euros a tres congregaciones religiosas de la provincia abulense, ademås de haberlo intentado, sin Êxito, en otras congregaciones y conventos.

Teniendo en cuenta la "peculiaridad" en el modo de operar utilizada, la Guardia Civil analizĂł la documentaciĂłn intervenida en estas primeras detenciones y se pidiĂł la colaboraciĂłn de otras unidades de Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de PolicĂ­a de varias provincias espaĂąolas que investigaban varias cĂŠlulas delictivas.

Con todos estos datos, el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Arenas San Pedro (Ávila) inició a la denominada 'operación Latiguillo', que permitió saber que el cabecilla de la organización dirigía las operaciones a travÊs de dos empresas de instalación de gas con sede en Fuenlabrada (Madrid) y Cåceres. Dichas empresas contaban con diferentes sucursales repartidas por distintas provincias espaùolas, en las que había un "encargado" o "responsable" de zona y una secretaria que tranquilizaba, informaba y aclaraba cualquier duda a los clientes que llaman.

El responsable de cada zona o delegaciĂłn se encargaba de "reclutar" a gente y de "enseĂąarles el oficio". SegĂşn la Guardia Civil, la mayorĂ­a de los empleados de estas empresas cuentan con numerosos antecedentes por delitos contra el patrimonio o contra la salud pĂşblica.