Derrota TT: Taurasi y el triple acaban con un Perfumerías Avenida orgulloso hasta el final

Taurasi intenta superar a Silvia Domínguez

Sólo la mejor versión de Diana Taurasi y el acierto desde 6,75 de Ekaterinburg, con once aciertos, consiguieron doblegar a un Perfumerías Avenida /74-68) peleón y orgulloso hasta el pitido final. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

74 UMMC EKATERINBURG (9+20+25+20): K. Toliver (3), D. Taurasi (26) S. Lyttle (3), B. Griner (11), D. Nolan (0) -cinco inicial-, O. Arteshina (6), A. Torrens (15), N. Baric (0), N. Vieru (6), E. Messeeman (4). 

 

68 PERFUMERÍAS AVENIDA (9+12+19+28): Silvia Domínguez (13), Laura Gil (2), Erika De Souza (2), Gabriela Marginean (12), Chrissy Givens (9) -cinco inicial-, Adaora Elonu (8), Jelena Milovanovic (20), Ángela Salvadores (2),.

 

ÁRBITROS: Vasiliki Tsaraoucha (GRE), Dragan Neskovic (SER), Nikola Perlic (CRO).

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 9 de la fase de clasificación de la Euroliga femenina disputado en el Sport Hall de Ekaterimburgo. 

Cuando te enfrentas a Ekaterinburg puedes empezar con 6-0 en contra en un visto y no visto después de dos triples consecutivos de Diana Taurasi y de toparte con los brazos unidos de Lyttle y Griner bajo su aro. Cuando juegas contra el trasatlántico ruso debes saber controlar la ansiedad que pueden provocar su arreones de talento y eso lo sabía Perfumerías Avenida que no se 'desabrochó' ante el inicio de partido y fio su trabajo a una buena defensa y a intentar ser agresivas al rebote.

 

Cuando se tiene que enfrentar a un equipo que trabaja bien atrás, Ekaterinburg tiene tendencia a jugársela por libre y eso ayudó a que Avenida paso a paso remontara ese parcial inicial e incluso se pusiera por delante, 6-7. 

 

Avenida, con orgullo, quería estar en partido y ante un balón suelto se tiraban Elonu y Milovanovic frente a Taurasi en minutos en los que ni uno ni otro encontraban fácil el aro con muchas precipitaciones por el intento de evitar las defensas. Lange no paraba de mover su eterno banquillo en busca, parecía, de un quinteto menos individualista y también rotaba Ortega sin que bajara el nivel atrás aunque sin encontrar una mano 'caliente' que moviera el 9-9. En resumen, primer cuarto de soberbia defensa, dejando en 3 de trece tiros de campo a Ekaterinburg, que pasó factura a la hora de atacar. 

 

Con la misma tónica se reanudó el choque y de hecho se veíaa un Avenida más cómodo lo que obligó a Lange a pedir tiempo muerto a cuya salida un 2+1 de Milovanovic le daba a Avenida su máxima hasta entonces, 13-16. Se observaba incómodo a Ekaterinbrug y, de hecho, jugadoras como Griner o Taurasi empezaron a tirar de codos aprovechando su superioridad física ante sus pares y que es difícil que eso se las castigue. Un 2+1 de la alero sumado a un triple de Toliver devolvieron la ventaja a las locales.

 

Contra eso tocaba pelear a Avenida, un rival incapaz de anotar en seis minutos que en 30 segundos mete ocho puntos o que tiene a una Taurasi -16 puntos en el primer tiempo de los 29 finales-, que decide que es su momento y suma cinco puntos sin soltar el balón en ninguno de los dos ataques para la máxima en 26-18. Ante eso, seguir jugando para cerrar el cuarto 29-21 con la pena de un triple que se le salió sobre la bocina a Milovanovic. Se repetía lo del a falta de premio en ataque a la buena labor atrás. 

 

Desde el triple empezó anotando Ekaterinburg en el partido, desde el triple empezó a abri hueco Taurasi en el segundo cuarto y desde 6,75 rompió el duelo con dos consecutivos de la americana y otro de Sancho Lyttle nada más reanudarse el duelo. Una cascada de puntos, 38-25, que obligaron a Ortega a pedir tiempo muerto en dos minutos. 

 

Un quinteto de Ekaterinburg

 

Los diez puntos de ventaja se convierten para Ekaterinburg en una especie de techo de cristal que cuando consiguen romper es cuando empiezan a desplegar todas sus armas. Avenida intentó resistirse e incluso rebajo esa ventaja, 43-34, pero nada más hacerlo volvió de nuevo Taurasi a la pista y lo primero que hizo fue anotar un triple que acompañó Torrens con otro y así al final del cuarto el duelo estaba resuelto, 54-40. 

 

Tuvo la virtud Avenida de no querer rendirse, de intentar dejar claro que le iban a tener que ganar el partido y en el último parcial remontó hasta situarse a diez puntos de su rival tras dos robos consecutivos que permitieron anotar con faciildad, 63-53. Lo dejaban todo Silvia, Milovanovic, Elonu, Givens, Marginean... era remar contracorriente ante un rival capaz de soltar una ola gigante en cualquier momento como con cinco puntos de Torrens en su acción favorita, jugando a campo abierto, pero solo cabe calificar de encomiable el esfuerzo de Domínguez -completísimo partido el suyo-, y compañía que entraron los últimios tres minutos nueve puntos por debajo, 70-61.

 

Lo siguió intentando pero no pudo recortar hasta remontar Perfumerías Avenida que si bien no logró su objetivo de completar otra machada sí cumplió la máxima de perder porque el rival tiene que ser mucho mejor. 

Noticias relacionadas