Denuncias por drogas, peleas y actos vandálicos, otro balance más de la Nochevieja Universitaria

La centralita policial tramitó 178 llamadas durante la noche, la mayor parte por ruidos e intoxicaciones etílicas en Salamanca.

La Policía Local de Salamanca desplegó el jueves, día 15, y el viernes, día 16, en toda la ciudad, pero especialmente en la Plaza Mayor y sus alrededores, un amplio operativo con el que se consiguió que la celebración de la Nochevieja universitaria -en la que participaron varios miles de jóvenes, en su mayoría universitarios- discurriera con normalidad, en un ambiente festivo y sin incidentes de gravedad. El dispositivo policial se puso en marcha la mañana del jueves, continuó vigente durante todo el día y la noche y se prolongó hasta la madrugada del viernes.

 

El dispositivo de la Policía Local para controlar la celebración de esta reunión multitudinaria y salvaguardar la seguridad ciudadana, estuvo integrado por 150 agentes que contaron con el apoyo de los correspondientes vehículos-patrulla, unidades móviles de vigilancia y unidades caninas, así como con la colaboración del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil. Con estos efectivos, que se distribuyeron estratégicamente en la Plaza Mayor y las calles confluentes, quedó garantizado el buen desarrollo de esta concentración.     

 

DENUNCIAS POR CONSUMO DE DROGAS, RUIDOS Y MOLESTIAS

 

Una vez terminada la celebración de las campanadas y el espectáculo musical, se llevó a cabo el desalojo ordenado y sin incidentes de la Plaza Mayor, de acuerdo con el dispositivo previsto por la jefatura de la Policía Local.

 

Entre los actuaciones más significativas destacan las 63 actas de denuncia por consumo de estupefacientes en la vía pública incoadas por la Unidad Canina de la Policía Local así como las continuas intervenciones disuasorias por consumo de alcohol en la vía pública, impidiendo la celebración  de botellones multitudinarios en las calles San Juan de la Cruz, Brocense, Azafranal, plazas del Liceo y Santa Eulalia y cuesta de Sancti Spíritus, entre otros lugares.

 

Desde las 23.59 horas del jueves hasta las 7 horas del viernes, la centralita policial recibió y tramitó un total 178 de llamadas telefónicas. La mayor parte de los servicios correspondieron a incidentes sanitarios por intoxicaciones etílicas, con 46 intervenciones, y requerimientos por ruidos excesivos: 29 mediciones positivas, además del desalojo de seis viviendas en las que se celebraban fiestas de estudiantes, ubicadas en las calles Gran Vía, Sol Oriente, Asturias, Volta, Vitigudino y avenida de Portugal.

 

ACTOS VIOLENTOS, PELEAS Y DETENCIÓN

 

Se efectuaron quince intervenciones por agresiones, hechos violentos o peleas y otras siete por actos vandálicos. Una pelea estuvo en el origen de la posterior detención de un joven de 24 años, que previamente había provocado varios incidentes en establecimientos de la calle Correhuela y la plaza de la Reina, y que fue arrestado por un delito de atentado y resistencia cuando se negó a identificarse, llegando incluso a agredir a un policía local.

 

Se registraron siete intervenciones por delitos contra la propiedad, entre ellas un robo con agresión y un tirón de bolso, en ambos casos en la  Gran Vía, y el resto por hurtos de teléfonos móviles o carteras. También fueron denunciadas las personas que orinaban en la vía pública, levantándose por estos hechos más de cuarenta actas de denuncia.

 

ACCIDENTE VIAL, POSITIVO POR ALCOHOL

 

A las 4.31 horas se registró un accidente de circulación con un herido de pronóstico reservado, en el paseo de Carmelitas, cuando un vehículo colisionó contra las vallas que delimitan la calzada. El conductor del vehículo siniestrado dio positivo en las pruebas de alcoholemia. Además, en los diez operativos de controles preventivos de alcoholemia y drogas realizados a lo largo de la noche, otros dos conductores dieron positivo en las pruebas de detección siendo inmovilizados sus vehículos.

 

Por lo que respecta al operativo de tráfico y seguridad vial, sobre las 19 horas se cortó la circulación de vehículos en las calles Pozo Amarillo, plaza del Mercado, Quintana, Juan del Rey, Prado, Iscar Peyra, Cuesta del Carmen y Crespo Rascón, reabriéndose todas ellas durante la madrugada. No fue necesario cortar la Gran Vía. Por último, entre las 6 y las 8 horas del viernes, la Policía Local efectuó cortes puntuales y desvíos de tráfico en la calle San Gregorio (ronda entre puentes) para facilitar la recogida de viajeros por parte de varios autocares

 

REFUERZO DEL SERVICIO DE LIMPIEZA

 

Como en años anteriores, el Ayuntamiento de Salamanca puso en marcha un Servicio Especial de Limpieza, a través de las empresas concesionarias. De este modo, se reforzó el personal y la maquinaria con más de veinte vehículos como, entre otros, barredoras, fregadoras, baldeadoras y camiones de recogida.

 

En concreto, los operarios del Servicio Municipal de Limpieza han comenzado a trabajar a las 01.00 horas recogiendo 19,700 kilos de residuos.

 

Como novedad este año, se han instalado 48 baños portátiles vigilados en tres ubicaciones: Plaza del Mercado, Plaza de San Justo y calle Úrsulas.

 

Por otro lado, esta madrugada se produjo un incidente a las 3.50 horas, en la calle Corrales de Monroy, que no guarda relación directa con la Nochevieja Universitaria: se trató del desalojo de un edificio de cinco plantas tras declararse un incendio en la cocina de una vivienda situada en el cuarto piso. La única moradora de esta vivienda, una joven de 23 años, fue rescatada inconsciente en medio de una densa humareda por un agente de la Policía Nacional, lo que sin duda le salvó la vida.

 

La puerta del domicilio pudo ser abierta por los efectivos policiales con una radiografía. Los Bomberos y la Policía Local procedieron al desalojo completo del inmueble, cuyos vecinos pudieron regresar a sus casas transcurridos 45 minutos, una vez sofocado el pequeño pero aparatoso incendio del domicilio siniestrado y cuando terminó la ventilación forzada del hueco de escaleras.