Denuncian una media de ocho horas para conseguir una cama en el hospital: "No se puede consentir"

Hospital Virgen del Castañar (Foto: Google Maps)

El PSOE se opone y rechaza el cierre de camas en el Hospital de Salamanca en verano. Lo que la Consejería de Sanidad de la Junta llama "bloqueo" es en realidad un cierre encubierto e indiscriminado de camas.

Los responsables de Sanidad y Estado del Bienestar en la dirección del PSOE de Salamanca, María García y Fidel Francés, han ofrecido en la mañana de este 11 de julio de 2019 una rueda de prensa donde han informado sobre la situación en la que se encuentra la sanidad pública en Salamanca tras el "cierre" de camas. Las consecuencias de esta situación se traducen en espera de hasta 8 horas para lograr una cama en una intervención programada, "porque el hospital se ha llenado la noche anterior", por ejemplo, o profesionales sanitarios sobre saturados.

 

Así, García ha asegurado que la gestión del Complejo Asistencial este verano está siendo "lamentable". Sobre todo en lo que se refiere al "cierre" de camas, algo que se ha "querido maquillar" con el nuevo programa que han implantado de "bloquerar", lo que califica de "gran mentira" Cerradas o bloqueadas, son unas 40 las camas afectadas.

 

A juicio de los socialistas, lo que la administración sanitaria de la Comunidad ha calificado como "bloqueo", no es otra cosa que un cierre de camas hospitalarias de manera encubierta. Por ello, han denunciado, por ejemplo, el cierre de la planta sexta del Hospital Virgen de la Vega, Traumatología, "hay posibilidad de abrir camas, pero no hay profesionales, sobre todo en verano que es cuando más accidentes hay". 

 

Una práctica habitual en el equipo de gobierno del PP en la Junta, y los responsables sanitarios, que lo único que "esconde es un nuevo recorte o ahorro de dinero en la financiación que se destina a la sanidad pública, recortes de personal y la no sustitución de los profesionales durante sus vacaciones, además del constante desvió de pacientes, medios y recursos económicos a la sanidad privada en detrimento de la pública".

 

Detrás del cierre de camas no hay otra cosa que "una reducción, de forma paralela, de las intervenciones quirúrgicas, de las pruebas de diagnóstico y de las consultas especializadas mediante la disminución de este tipo de actividad que ya está programada", han asegurado. Algo que indudablemente va a tener como consecuencia un considerable aumento de las listas de espera que son, en relación a Salamanca, las más grandes en cuanto a tiempo y número de toda la Comunidad.

 

Tanto es así, que María García no ha dudado en ahondar todavía más: la planta sexta del hospital Virgen de la Vega, "está completamente cerrada", las camas, según el hospital se pueden desbloquear, "pero el personal no se puede duplicar". De hecho, y según los socialistas, los profesionales médicos "están saturados, algunos se han dado de baja por ansiedad", con el consiguiente riesgo para los pacientes además de la disminución por lógica de la calidad y la seguridad.

 

Utilizar el término "bloqueo de camas" en vez de cierre, y justificarlo en el hecho de que la población se va de vacaciones y hay una menor demanda asistencial, es una auténtica tomadura de pelo, una burla y un insulto a la inteligencia de los salmantinos que demuestra, como poco, una evidente irresponsabilidad y la frivolidad de los responsables sanitarios de la Comunidad. Unos responsables que no terminan de entender ni de asumir, año tras año, que "las patologías o las enfermedades ya sean crónicas o no, no entienden ni de fechas ni de si es invierno o verano, y que necesitan de una asistencia sanitaria en tiempo, con calidad, seguridad y dignidad".

 

Finalmente, han abogado por continuar, también en verano, trabajando para la reducción de las listas de espera, tanto quirúrgicas como las de pruebas diagnósticas y consultas, mediante la dotación de recursos y la financiación suficiente, empleando en la sanidad pública los fondos que se destinan para este fin a la sanidad privada, y poniendo final a los recortes de personal y la falta de sustituciones tanto de las vacaciones como de las bajas. "Vamos a experimentar un repunte tanto en las listas de espera quirúrgica como en las de consulta", han concluido. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: