Actualizado 20:25 CET Versión escritorio
Salamanca

Denuncian que Vueling impidió a una joven subir al avión por el body escotado que llevaba puesto

La joven llevaba puesta una prenda de licra escotada, una falda y deportivas.

Publicado el 22.07.2019

Una joven ha denunciado este lunes en Twitter que la aerolínea Vueling ha denegado el embarque a su hermana "por llevar un body escotado" en un vuelo Palma-Barcelona este domingo, extremo que la compañía ha negado en esta misma red social.

 

La joven ha asegurado, en un tuit que se ha hecho viral, que "varias personas le han dejado ropa para que se 'tapase' y aun así no la han dejado subir". La usuaria ha acompañado el mensaje de un vídeo en el que se escucha una discusión entre el personal de Vueling y las pasajeras, donde estas aparecen afirmando que llamarán a la Guardia Civil y que presentarán una reclamación.

 

Por su parte, la compañía ha sostenido que "la pasajera iba en bañador" y que las condiciones de transporte de Vueling, "y de la mayoría de transportes colectivos", se aplican "de manera igualitaria a hombres y mujeres", y "están diseñadas para defender y proteger la seguridad de todos los pasajeros a bordo y para regular su comportamiento en beneficio de todos".

 

"Esas condiciones establecen poder denegar el acceso a pasajeros cuya conducta no se adapte a dichas condiciones", han apuntado desde la aerolínea, que ha defendido que "la única razón" por la que se ha decidido llamar a la autoridad competente y denegar el embarque ha sido la "abusiva" respuesta de la joven a la petición de la agente de 'handling'.

 

FACUA DENUNCIA A VUELING ANTE AESA Y CONSUMO

Facua-Consumidores en Acción ha anunciado que ha denunciado los hechos ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) y la Agencia Catalana de Consumo, donde tiene su sede social la compañía.

 

La asociación considera "aberrante" la actitud de la aerolínea y tacha de "discriminatoria" la decisión de denegar el paso al avión, "ya que ninguna normativa prohíbe expresamente la admisión de los pasajeros por su indumentaria, siempre que la misma no vaya en contra del orden público".

 

Además, Facua considera que las condiciones contractuales aludidas por Vueling son "ambiguas" y que "no pueden justificar esta situación y siempre su interpretación debe ir a favor de la parte más débil, el consumidor".

COMENTARComentarios