Denuncia a la residencia Bellavista tras morir su madre: "Los médicos dijeron qué cuánto llevaba sin comer y sin beber"

Lucía Santos Pérez relata con profunda tristeza como su madre, enferma de Alzheimer, perdió la vida tras permanecer interna en la residencia de mayores Bellavista de Castellanos de Moriscos (Salamanca). Alegando que estaba enfermo el dueño de la residencia no se presentó a declarar. 

Lucía Santos junto a su madre ya fallecida

A veces las emociones duran mucho más que lo recuerdos. Lo sabe bien Lucía Santos Pérez. Descuelga el teléfono para realizar esta entrevista a escasos días de su aparición en el polémico programa de Chicote '¿Te lo vas a comer?', donde denunció que en la residencia Bellavista, en Castellanos de Moriscos, dejaron que su madre con Alzheimer avanzado quedara "completamente deshidratada". No lo dice ella, lo dicen los informes médicos que concluyeron, que la mujer de 58 años, "atravesó las puertas de urgencias del hospital Clínico de Salamanca en coma", relata con la voz entrecortada.

 

Ésta no es la única denuncia que han recibido las residencias más polémicas de Salamanca, ya que el programa de 'Liarla Pardo' de La Sexta destapó este 28 de octubre las lamemtables condiciones en las que se encuentran los mayores. Ratas, comida al lado de bolsas de basura y bolsas de pañales sucios que se reutilizan son sólo algunas de las cosas que ocurrían en este centro y que han visto la luz gracias a una de las trabajadoras.  

 

Le ponemos cara a María Luisa Pérez, la mujer fallecida. Entró en el centro de mayores el 28 de marzo de 2017 "con un estado de salud inmejorable, de hecho, le habíamos hecho unos análisis el día 2 de marzo y todo estaba correcto", el 12 de abril falleció. Explica su hija que decidieron buscar plaza en esa residencia tras comenzar a empeorar su comportamiento. "En cuestión de quince días tuvimos que buscar algo, y la residencia Bellavista era la única que tenía plaza y no tenía lista de espera... no lo pensamos y nos fuimos para allá a solicitar una plaza".

 

La tristeza se apodera de Lucía cuando tiene que explicar el momento que le tocó vivir cuando la llamaron los trabajadores de la residencia para decirle que su madre estaba siendo trasladada al hospital. "Los médicos me echaron la culpa, me dijeron qué cuántos días llevaba sin comer y sin beber... esas fueron sus palabras, no las voy a olvidar nunca".

 

Trató de explicarle que María Luisa se encontraba en un centro especializado y que era dependiente total, es decir, "si no había comido ni bebido durante días no era mi culpa y mucho menos de ella". En el informe médico consta que los riñones no funcionaban debido al estado deshidratación, "los órganos dejaron de funcionar y eso le provocó una intoxicación por todo el organismo".

 

La directora que en esos momentos se encontraba a cargo de Bellavista llamó a Lucía para disculparse por todo lo que había pasado, "estaba muy afectada por todo lo ocurrido, desbordada porque yo les echaba toda la culpa a ellos, era una persona humana y no como la que está al frente ahora, que para más inri, acabo de enterarme que se encontraba en el turno de noche cuando pasó lo de mi madre".

 

Posteriormente, la familia denunció a la residencia pero desde entonces no han obtenido respuesta. "Una vez fallecida mi madre y tras conocer todo lo que había ocurrido en el hospital, fuimos a la residencia y les exigimos los informes médicos, ya que cuando la internamos nos dijeron que había personal sanitario 24 horas al día, estaban muy preparados, pero finalmente no recibimos nada. A mi madre la acostaron por la noche sabiendo que había vomitado la cena, la encontraron a las 8.00 horas del día siguiente, pero a saber desde que hora llevaba así", lamenta.

 

Hoy todo está en manos de la justicia. En abril de 2018 y tras intentar recabar todos los informes médicos y forenses, Lucía Santos interpuso una denuncia que por el momento no ha obtenido respuesta alguna. "Hemos estado esperando para que a través del abogado nos dieran todos los documentos. A finales de mayo el dueño de la residencia, Rafael de la Torre, presentó un informe alegando que estaba enfermo y no se presentó a declarar". Tuvieron que recurrir a la Audiencia Provincial, y él "sigue diciendo que no es culpable, que los responsables son los trabajadores". 

Noticias relacionadas

Comentarios

Pepe el de la Prospe 30/10/2018 00:16 #3
Y a mí que me da que en todo esto del lío de las Residencias hay " Gato encerrado"............y mucha politica de por medio
Zoidor 29/10/2018 18:46 #2
Pero esto es vergonzoso. Mucho populista y animalista, pero porque no denuncian el maltrato que se les da, a los ancianos en algunos de estos centros.
Nuestra salud, su negocio. 29/10/2018 10:34 #1
Esto es lo que ocurre cuando, un Servicio Público, se convierte en el negocio privado de algún amigote. Es tal su avaricia, que no les importa que mueran personas, para su propio enriquecimiento. Capitalismo podrido, donde importan mas los beneficios, que la vida y dignidad de las personas. Nuestros mayores no se pueden defender, y nosotros no podemos quedarnos de brazos cruzados. Basta ya de anteponer los beneficios de unos pocos, antes que la vida de las personas.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: