Dembélé brilla contra el Villarreal para que el FC Barcelona siga invicto

Los alicientes para un Barça a quien el Villarreal hizo el pasillo antes del duelo eran alargar un partido más su imbatibilidad en LaLiga y que Leo Messi se acercara más a la Bota de Oro, y ambos fueron cumplidos.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

FC BARCELONA: Cillessen; Semedo, Piqué (Mina, min.80), Vermaelen, Digne; Busquets (Rakitic, min.65), Paulinho, Iniesta (Suárez, min.61); Dembélé, Messi y Coutinho.

 

VILLARREAL CF: Asenjo; Mario, Álvaro, Víctor Ruiz, Costa; Castillejo, Rodri, Trigueros (Javi Fuego, min.57), Cheryshev (Sansone, min.45); Fornals; y Bacca (Enes Unal, min.70).

 

GOLES

 

1-0, min.11, Coutinho.

2-0, min.16, Paulinho.

3-0, min.45, Messi.

3-1, min.54, Sansone.

4-1, min.87, Dembélé.

5-1, min.93, Dembélé.

 

ÁRBITRO: Sánchez Martínez (C. Murciano). Amonestó a Víctor Ruiz (min.44), Javi Fuego (min.72) y Mario (min.82) en el Villarreal CF.

 

ESTADIO: Camp Nou, 54.743 espectadores.

El FC Barcelona ganó al Villarreal CF en el Camp Nou (5-1), en partido aplazado de la jornada 34 de LaLiga Santander, y sigue invicto en una competición de la que ya es campeón y cuyo único aliciente es mantener por primera vez en la historia esa condición, con actuación estelar de Ousmane Dembélé, mientras que el Villarreal deberá esperar para sellar su billete europeo.

 

Los alicientes para un Barça a quien el Villarreal hizo el pasillo antes del duelo eran alargar un partido más su imbatibilidad en LaLiga y que Leo Messi se acercara más a la Bota de Oro, y ambos fueron cumplidos. Salió muy bien el equipo blaugrana, que en un cuarto de hora casi sentenció un partido que el 'submarino amarillo' igualó algo en la segunda parte.

 

Pero los de Javier Calleja, que se jugaban el estar en la próxima Liga Europa si ganaban y el Sevilla no hacía lo propio ante el Real Madrid, no optaron a lograrlo. Quizá la presión de sacar ya ese billete, quizá el saber que el rival no tenía nada en juego, hizo que el Villarreal saliera atenazado y, encontrándose con un gran Barça, perdiera sus opciones y acabara goleado.

 

Además, Ousmane Dembélé aprovechó la oportunidad que tuvo como titular para, ante un equipo de la zona alta, despuntar. Estuvo muy activo, más trabajador en la primera parte y algo más especulativo en defensa en la segunda, pero en los últimos minutos firmó dos goles, el último de bella factura, que le convirtieron en el mejor del partido y que podrían darle alas de cara al futuro inmediato y a la próxima campaña.

 

Las rotaciones de Ernesto Valverde no afectaron a Leo Messi, que marcó y estuvo muy activo, ni tampoco a Andrés Iniesta, que volvió a gozar de una hora de juego en su pausada despedida. Ambos se asociaron en el 3-0, al borde del descanso, cuando el gran capitán hizo una pared aérea con el argentino que Messi envió a la red de volea sutil.

 

Previamente, en el primer cuarto de hora de partido, Coutinho y Paulinho se encargaron de crear los dos primeros goles con los que el Barça obtuvo premio a su buen juego; preciso, asociativo y ofensivo. En el primer tanto Coutinho aprovechó un mal despeje de Asenjo a tiro de Ousmane Dembélé después de que el francés, casi desde el centro del campo, se hiciera una autopista a base de quiebros.

 

Paulinho, que hacía tiempo que no podía aumentar sus números realizadores, marcó el segundo tras otra jugada de toque en la que Dembélé y Nelson Semedo abrieron la banda derecha antes de darla a Iniesta, quien con un pase preciso entre líneas habilitó a Lucas Digne y éste brindó en bandeja el gol a Paulinho, que remató a placer.

 

La gran primera parte del Barça no tuvo prolongación en la segunda parte, cuando el Villarreal intentó ir arriba y cambió su mentalidad. Con más de diez disparos a puerta, el 'Submarino amarillo' fue calibrando sus torpedos pero sin atino, y de hecho el gol de Sansone fue de rebote, al desviar sin querer y de espaldas a portería un disparo de Fornals que no iba ni a portería.

 

Sí tuvo Jasper Cillessen trabajo, sacando hasta tres posibles goles del Villarreal, uno de ellos sobre la línea. El holandés, que tuvo el premio de jugar en LaLiga Santander y dejó en el banquillo a Marc-André Ter Stegen, firmó una buena actuación y no pudo hacer absolutamente nada en el gol encajado. También hubo minutos para Yerry Mina, al final del choque, mientras que en el Villarreal hubo pocos cambios y, pese a tener esa versión 'A', no pudieron contrarrestar la energía de un Barça que les pasó por encima para proseguir la fiesta del alirón.