Delitos de tráfico: 245 conductores salmantinos, condenados por conducir bebidos o drogados
Cyl dots mini

Delitos de tráfico: 245 conductores salmantinos, condenados por conducir bebidos o drogados

@PoliciaVLL

464 salmantinos han sido condenados por delitos contra la seguridad vial en el último año: la mayoría, por alcoholemias y por ir sin carné de conducir. No ha habido ninguna pena de prisión.

Conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas y hacerlo sin carné de conducir. Estos son los dos delitos contra la seguridad vial más extendidos entre los conductores salmantinos, y también los más comunes en el conjunto de España según los datos de la Fiscalía especializada en delitos de tráfico y los que más condenas provocan en Salamanca.

 

La Fiscalía de General del Estado ha hecho públicos un adelanto de sus datos respecto a 2018, y entre ellos están los de la Fiscalía especial de seguridad vial. En Salamanca, este tipo de delitos supusieron la apertura de más de 800 diligencias entre previas y urgentes por algún tipo de conducta o comportamiento punible. Durante 2018, 464 de estos casos terminaron en sentencias por delitos contra la seguridad vial.

 

Del total de sentencias, 245 fueron por conducir bajo la influencia del alcohol o las drogas, el número más alto ty también las más frecuentes entre las diligencias: más de 500 por este motivo. Son algo más de la mitad de todas las sentencias, a las que hay que sumar otras 14 por negativa a someterse a las pruebas de detección de alcohol o drogas. El otro delito más común es la conducción sin permiso, con 191 sentencias condenatorias de 264 procesos abiertos. La cifra se completa con trece sentencias por conducción temeraria. No se ha dictado ninguna pena de prisión.

 

El Informe del Ministerio Fiscal señala que este abrió en 2018 un total de 110.651 procesos penales por delitos contra la seguridad vial, una cifra que supone un aumento con respecto al año 2017, en el que se registraron 96.303 aperturas. Esta cifra (110.651) incluye tanto las diligencias previas como las urgentes y por lo que la cifra obtenida se asimila a lasde 2009 y 2010, años en que también se superaron los 110.000 procesos.

 

El Informe del Ministerio Fiscal señala que el 62% de estos expedientes son por consumo de alcohol o drogas al volante, con 69.121 actuaciones. También es el delito contra la seguridad vial que más ha crecido con respecto al año 2017, con 9.656 casos más. Y hay que destacar los 2.013 procesos abiertos por la negativa de los conductores a someterse a las pruebas de alcoholemia, casi 200 más que en 2017.

 

Este aumento ha provocado, además una subida en el número de sentencias por estos dos delitos. Así, en 2018 se dictaron 56.473 sentencias por conducción bajo los efectos de alcohol y drogas, frente a las 50.552 del año anterior; además 2.797 personas se negaron a realizar la prueba, 356 más que las sentenciadas un año antes.

 

Otro de los delitos que mayores actuaciones ha registrado es la conducción sin permiso. Por este motivo hubo 36.646 denuncias (28.868 sentencias), frente a las 30.875 de 2017, lo que supone casi un 20% de incremento. El exceso de velocidad también ha crecido (842 actuaciones, de las que 450 acabaron con sentencia firme), al igual que la conducción temeraria: 2.761 casos frente a los 1.553 de 2017 (78%).