Del toreo al infinito, Marco Pérez 

Con tan sólo nueve años ha puesto a la plaza abulense en pie con unos dotes toreros que solo un privilegiado como él puede poseer.

Es el futuro de la tauromaquia, esto ya es un hecho. El pequeño salmantino de tan sólo nueve años ha puesto a la plaza abulense en pie con unos dotes toreros que solo un privilegiado como él puede poseer. Recibió a su contrincante a puerta gayola para hacer retrotraer a los aficionados a las grandes figuras como El Juli. Y era éste el que no le quitó ojo... En pocas palabras, presente y futuro de la tauromaquia y para más orgullo, de la salmantina. 

 

Las tandas por la derecha y al natural no se hicieron esperar, una exhibición del aprendizaje que hoy por hoy recibe en la ancestral escuela de tauromaquia charra. 

 

Todo un derroche de torería para una afición deseosa de ver valor y raza... y eso a Marco le sobra.

 

marco perez toros

Fotos: Tamara Navarro

Noticias relacionadas