"Del decíamos ayer..." a otras frases y expresiones vinculadas a Salamanca que cualquier presidente debería conocer
Cyl dots mini

"Del decíamos ayer..." a otras frases y expresiones vinculadas a Salamanca que cualquier presidente debería conocer

La nueva inscripción de una famosa cita de Cervantes, en la plaza del Corrillo.

Pedro Sánchez ha vuelto a poner de actualidad la popular frase de Fray Luis de León, aunque comete el error de no atribuírsela a él. Hay otras expresiones vinculadas a Salamanca y bueno es recordar su origen.

'Manual de Resistencia', el libro escrito por el presidente Pedro Sánchez está dando que hablar por diferentes motivos, desde el relato del cambio de colchón, a sus afirmaciones sobre la relación que mantiene con el Rey Felipe VI pasando por errores como el que comete al atribuir la frase "Decíamos ayer..." a San Juan de la Cruz cuando fue pronunciada por Fray Luis de León a su vuelta a las aulas en Salamanca. Posiblemente sea una de las frases o expresiones que más se conocen y que de alguna manera están vinculadas a la ciudad salmantina pero hay muchas otras que se podrían recuperar y aquí citamos algunas: 

 

"Venceréis, pero no convenceréis" 

Es una famosa cita atribuida a Miguel de Unamuno, escritor y filósofo, de la Generación del 98, que fue pronunciada el 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de la Universidad de Salamanca durante una ceremonia de la entonces llamada Fiesta de la Raza, aniversario del descubrimiento de América. 

La frase iba dirigida a José Millán-Astray, general del bando sublevado y fundador de la Legión que increpó el discurso de Unamuno a gritos de "¡Muera los intelectuales!".

 

'Advierte hija mía, que estas en Salamanca
Que es llamada en todo el mundo madre de las ciencias
Y que de ordinario cursan en ella y habitan diez o doce mil estudiantes. Gente moza, antojadiza, arrojada, libre aficionada, gastadora, discreta, diabólica y de buen humor'.

Así se refiere a la ciudad Miguel de Cervantes en su obra 'El licenciado Vidriera', una de las más famosas Novelas Ejemplares del escritor.

Hay otros muchos autores que en sus obras se refieren a la ciudad, tal es el caso de Víctor Hugo, Lope de Vega, Calderón de la Barca...

 

'Quod natura non dat, Salmantica non præstat'.

Se trata de un proverbio latino muy reconocible para los salmantinos. Literalmente traducido significa 'Lo que la naturaleza no da, Salamanca no lo otorga' y hace referencia a que las universidades no pueden dar a sus alumnos virtudes como la inteligencia o la memoria, que de poco sirve el estudio sin un talento natural. Este proverbio, hoy utilizado como refrán, hace referencia a la Universidad de Salamanca como referente de los estudios superiores a lo largo de su historia.

El refranero popular también cuenta con numerosas alusiones a la Universidad de Salamanca. Así, se pueden encontrar otras como 'Estudiante salmantino, tunante fino’; ‘Desde San Lucas, patrón de Medicina, hasta Navidad, hay pocos estudiantes de verdad’; ‘Libro cerrado no saca letrado’; ‘Necio que sabe latín, doble rocín’; ‘Salamanca, madre de las Ciencias’.

 

'Estar en capilla'

Cuenta la leyenda que esta frase hace referencia a los estudiantes doctorandos de Salamanca. Era tradición que estos estudiantes el día antes de la defensa de su tesis se encerraran en la capilla de Santa Bárbara de la catedral salmantina, donde después se celebraba el examen. Los estudiantes debían pasar allí el día y la noche antes de este transcendental momento y de ahí ha llegado hasta nuestros días esa expresión.

 

‘Salir por la puerta grande’ 

Es una expresión que nace en Salamanca pero frente a lo que muchos pueden pensar está lejos de tener un origen taurino. Se trata de una frase que surgió cuando los estudiantes aprobaban el último examen y salían graduados por la puerta grande de la Catedral. Los que no aprobaban, abandonaban la Catedral por la puerta de Carros.

 

‘Derecho al pataleo’ 

Seguro que en más de una ocasión tanto el presidente del Gobierno como cualquiera de los diputados que le acompañan en el Congreso han tenido en mente echar mano de esa expresión como su manera de protestar. Un último recurso al sentir que se cometía una injusticia.

Pues bien, deben saber que se trata de una frase cuyo origen está en las diferencias entre clases sociales que quedaban reflejadas en las aulas universitarias. Los estudiantes de clases acomodadas ocupaban las mejores posiciones, siempre sentados mientras sus criados iban antes para ‘calentar el asiento’. Después cuando sus amos llegaban para recibir la lección, ellos se iban para atrás y pidieron a las autoridades universitarias que al llegar pudieron patalear para calentar sus pies. Este ‘derecho al pataleo’ les fue concedido.

 

'De los hombres es errar, y bestial es la porfía'

Es una de las múltiples citas que se pueden rescatar, y de las que se puede aprender, de la obra 'La Celestina' de Fernando Rojas, que vivió entre 1470 y 1541, y estudió en la Universidad de Salamanca. Así que a tomar nota, como hombre se puede errar, pero porfiar en el error es de bestias.

 

Noticias relacionadas