Defensa, 'ni sí ni no' a la solución de Mañueco para El Corte Inglés

Alfonso Fernández Mañueco, en una rueda de prensa este lunes. Foto: De la Peña

El Ministerio de Defensa elude pronunciarse sobre la 'solución' del alcalde para la situación de ilegalidad de los grandes almacenes. Asumir la calificación del suelo que propone Mañueco supondría al ministerio de Cospedal asumir una importante pérdida de valor y el daño a las arcas públicas: Defensa pediría indemnizaciones.

La denominada 'solución Mañueco' para el embrollo de El Corte Inglés se complica. Al menos, no evoluciona como podría esperar su impulsor, el alcalde de Salamanca, que ha visto cómo uno de los actores necesarios para acabar con la situación de ilegalidad urbanística de los grandes almacenes ha recibido con frialdad la propuesta del Ayuntamiento de Salamanca. Se trata del Ministerio de Defensa, una de las tres partes implicadas, y a día de hoy 'pagana' de la propuesta que ha puesto sobre la mesa el equipo de Gobierno del PP.

 

Hay que recordar que hace tiempo que el Ayuntamiento de Salamanca desgranó su 'solución' para el caso de los grandes almacenes, y este pasado día 15 de mayo Mañueco lo detalló a la oposición. En concreto, se trata de cambiar la calificación del solar paralelo a la calle Víctimas del Terrosimo (la lateral de El Corte Inglés) para pasar de residencial a dotacional. Esto significa que no podría promoverse viviendas, sino equipamientos públicos. La incorporación de ese solar al cambio del PGOU permitiría sumar 14.000 metros al sector, muy cerca de los 20.000 de exceso de edificación en el que se calcula incurrió la sociedad de los grandes almacenes por indicación del Ayuntamiento, que le dio licencias que después anuló la justicia. Con esos metros extra, podría conseguirse la conformidad de la justicia, que en sus sentencias pidió reparar el desequilibrio entre los intereses públicos y los privados.

 

El propietario de ese solar clave es el Ministerio de Defensa, que lo obtuvo como único rédito en el acuerdo a tres bandas con el Ayuntamiento y el centro comercial. El cambio de calificación supondría para el ministerio una importante pérdida de patrimonio de carácter público. Y ahí es donde surge la novedad. Según ha reconocido Fernández Mañueco este lunes, ya se ha negociado con Defensa, que ha eludido pronunciarse sobre la solución. En concreto, "en las conversaciones dice que no está ni a favor ni en contra y que verá qué decisión toma el pleno", ha dicho el alcalde sobre la respuesta de la cartera que lleva María Dolores de Cospedal.

 

 

UNA SOLUCIÓN PROBLEMÁTICA

 

La decisión que tiene que tomar el pleno de la corporación salmantina es dar el 'OK' a la modificación puntual del PGOU que da base a la 'solución Mañueco'. Ese cambio incluye el cambio de calificación para convertir ese solar en suelo dotacional en vez de residencial, con la consiguiente pérdida de valor. Y es un cambio al que se resiste Defensa. Fuentes del ministerio aseguran que sólo habría una manera de compensar esto, que sería indemnizar por la pérdida de valor. Habría que ver quién asume la factura, que no se puede cargar alegremente sobre el patrimonio público.

 

La resistencia al acuerdo abre otras posibilidades. La primera, que el Ministerio de Defensa, el más perjudicado, recurra la decisión del pleno si es que la oposición decide apoyarla; tiene que aprobarse con mayoría absoluta, cosa que el PP no tiene. Parece difícil que PSOE y Ganemos cedan, pero C's ya ha indicado que está por solucionar la cuestión de una vez. Sin embargo, si el pleno da el paso de cambiar la calificación de ese suelo puede que no esté solucionando nada, sino embrollándolo más.

 

Y ya lo está bastante, porque no se sabe quién, cómo y cuándo se llevarán a cabo las posibles construcciones e instalaciones que se pretenden realizar en dichos terrenos, quién asumirá el coste y si la solución es urbanísticamente legal: se parte de suelo consolidado cuando la justicia cree que es no consolidado, y de un sector contínuo, sobre lo que también hay dudas.

 

 

MAÑUECO PRESIONA CON LOS EMPLEOS

 

Mientras tanto, Fernández Mañueco no pierde ocasión de presionar a la oposición con un discurso en el que responsabiliza a los tres grupos de la corporación de lo que pueda ocurrir con los empleos del centro comercial... olvidando que si están en peligro es porque las licencias que dio un equipo de Gobierno del PP están anuladas por la justicia, y que él mismo como alcalde no ha logrado ofrecer una solución fiable.

 

Según sus palabras, los grupos tendrán que decidir y hacer público si "están del lado de los beneficios para la ciudad, para los puestos de trabajo para la ciudad de Salamanca, o están en el no es no". Eso sí, los grupos tendrán que pronunciarse contra reloj, ya que el consistorio ha agotado más de la mitad del plazo de dos años concedido de manera provisional por la Junta para mantener El Corte Inglés en la ilegalidad. Y deberán hacerlo sin conocer la propuesta definitiva, que  ha anunciado que el equipo de Gobierno va a presentar junto a los informes técnicos con el objetivo de que se pueda regularizar el sector donde se encuentran los grandes almacenes.

Noticias relacionadas